10 Comidas para llevar al trabajo ¡Come rico y sano de tupper!

Organizar las comidas para llevar al trabajo es más sencillo de lo que puede parecer, pero como para todo hay que tener un poquito de práctica y mucho mejor si también le ponemos imaginación.

Lo primero que me gustaría que tuvieras absolutamente claro es qué errores no debes de cometer para que tu alimentación sea saludable, pues como decía una de mis profesoras favoritas: “Es más importante saber lo que seguro no hay que hacer, antes de lo que se supone que debemos hacer”. Por esto te dejo nuestro artículo sobre Mitos de la alimentación.

A la hora de programar las comidas para llevar al trabajo, hay que tener en cuenta que las circunstancias de cada persona en el ámbito laboral son muy dispares. La más determinante a la hora de preparar nuestro tupper es si tenemos o no algún sitio para calentar la comida.

Más allá de eso, está claro que las comidas para llevar al trabajo deben aguantar bien esas horas que pasan desde que las preparamos hasta que las consumimos. Por lo que hay que tener mucho cuidado, procurando no incluir alimentos que se resequen fácilmente.

El hecho de que las comidas que cocinemos vayan a estar más tiempo del que nos gustaría, sin ser consumidas, hace que también debamos de tener en cuenta algunas otras precauciones. Si tenemos estos tips muy presentes en cada preparación, ya tendremos mucho ganado. Vamos a verlos.

Queremos cuidarte estés donde estés .
Servicio de telemedicina 24 horas, 365 días del año.


Consejos sobre comidas para llevar al trabajo

Con estas ideas conseguirás que tus preparaciones queden más ricas, sanas y también que se conserven mejor. Comencemos con los consejos para la preparación y la conservación de tus tuppers.

  1. Utilices los aliños de las ensaladas en el momento, no los añadas ya en casa.
  2. Utiliza tuppers totalmente herméticos, preferiblemente de vidrio pues la conservación es aún mejor en este material, por no hablar de sus beneficios medioambientales, que son muchísimos.
  3. Refrigera tu tupper hasta el último momento y utiliza algún tipo de bolsa transportadora que mantenga el frío, lo hará tan solo parcialmente, pero es mejor que nada.
  4. Evita utilizar alimentos que se oxiden con mucha facilidad, como los manzanas y los aguacates, sé que están muy ricos, pero no es la mejor alternativa.
  5. No mezcles alimentos cocinados y crudos, pues los primeros quitarán frescura a los segundos. Esto lo solucionarás muy fácilmente su tu tupper tiene distintos departamentos.
  6. No pasa nada por recurrir a las conservas de vez en cuando para completar tus platos, te ayudarán y si son de calidad incrementarán el valor nutritivo de tu comida. Eso sí, vigila la calidad de sus aceites y que no tengan un exceso de sal.
  7. Si tu menú incluye huevo o salsas que lo contengan, asegúrate de que están muy cocinadas, para prevenir la salmonella y otras posibles toxiinfecciones.

Equilibrio nutricional

Además de todo lo que hemos visto, tus comidas para llevar al trabajo deben de ser tan equilibradas y nutritivas como las que comerías en la mesa de tu casa. Por eso no debes olvidar:

  1. Incluir siempre en tu tupper una porción abundante de verduras u hortalizas, y otra menor de proteína: carnes, huevos, pescados o legumbre. Solo así conseguirás todos los nutrientes que precisas.
  2. A la hora de programar semanalmente tus menús, procura alternar muy especialmente los alimentos de origen proteico, además de resultarte menos aburrido conseguirás que tu dieta sea más completa.
  3. Recuerda que la cantidad de carbohidratos que debes de consumir al día, tendría que estar adaptada a tu nivel de activad física. Los alimentos más densos en carbohidratos son: arroz, pasta, patata y pan.
  4. No pasa nada por recurrir a las conservas de vez en cuando para completar tus platos, te ayudarán y si son de calidad incrementarán el valor nutritivo de tu comida. Eso sí, vigila la calidad de sus aceites y que no tengan un exceso de sal.
En tus comidas para llevar al trabajo los vegetales deben ser protagonistas

Si repasas esta lista de vez en cuando enseguida la interiorizarás, y seguirás todos estos pasos de manera automática, así que vamos a por ello, te damos diez ideas para que en alternes en esos 5 días laborables que tienes que preparar tus comidas para llevar al trabajo.

Tuppers con legumbres

Las legumbres se conservan maravillosamente de un día para otro, por eso son una gran alternativa en estos casos. Seguro que conoces muchos platos con legumbres, así que aquí te dejo un par de opciones, más ligeras de lo que estamos acostumbrados.

  1. Ensalada de garbanzo, con base de espinaca baby, zanahoria, rabanitos, y aliño de vinagre de vino mezclado con zumo de naranja, a partes iguales.
  2. Salteado con lenteja roja cocida, setas y col lombarda. Si la prefieres consumir en frío o incluso templada puedes aliñarla con un vinagre balsámico.

Comidas para llevar al trabajo ricas en vegetales

Los vegetales deben ser la base de nuestra alimentación, tras como nos indican ya muchas sociedades científicas, solo así tendremos todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Si quieres más información sobre esto te dejo una publicación muy completa de la Universidad de Harvard, sobre las raciones adecuadas diarias de comida.

Como te decía los vegetales son fundamentales, y desde luego que las ensaladas y los purés nos serán de gran ayuda como comidas sencillas para llevar al trabajo. Eso sí procura variar sus ingredientes.

Hay una gran cantidad de tipos distintos de brotes verdes y germinados, que harán una delicia tus ensaladas, y tampoco los purés tienen porque ser siempre con calabacín o calabaza. Espinacas, brócoli, espárragos… cambia y enriquecerás tus menús.

Otras comidas con predominio de verduras que puedes llevarte al trabajo son:

  1. Judía verde cocida con tomates cherries, cebolla, atún y albahaca. Puedes usar aceite de oliva aromatizada con especias, o añadirle también salsa de tomate natural transformada, si te atreves, con un toque de cúrcuma.
  2. Salteado de espárrago triguero, ajetes, champiñones, huevo y gambas. Utiliza mucho ajo para potenciar los sabores, y si te resulta complicado organizarte recuerda que hay versiones ultracongeladas que mantienen todas las vitaminas de los vegetales.

Más energía

Si realizas actividad física habitualmente puedes utilizar también platos principales de arroz o pasta, sin olvidarte por supuesto de incluir en ellos una buena porción de vegetales y proteínas.

La comida para llevar al trabajo debe de ser nutricionalmente completa

Desde aquí quiero sugerirte también la quinoa como comida para llevar al trabajo, pues se trata de un grano menos calórico, que contiene además proteína de más calidad que la mayoría de otras semillas o que las legumbres. Veamos opciones:

  1. Quinoa a la jardinera con langostinos, la quinoa se cuece en apenas 10 minutos, y si la acompañas de variedades de pimientos, calabacín y berenjena quedará mucho más jugosa.
  2. Arroz basmati salteado con puerro (córtalo muy fino), zanahoria y pollo. El arroz basmati es más ligero que el convencional, y además muy sabroso ¿Aún no los has probado?

¿Y los pescados?

Desde luego que incluir pescado en tus comidas para llevar al trabajo puede resultar más complicado, pero con las salsas adecuadas verás que también puedes hacerlo. Resultan además nutricionalmente muy interesantes, en especial por su aporte de omega 3.

Para que descubras, todos los beneficios de los pescados te dejo uno de nuestros artículo titulado: Dietas saludables para adelgazar y cuidarte. Ahora algunas ideas.

  1. Salmón al toque de plancha macerado con salsa de soja y ajo o cúrcuma. Déjalo macerar durante la noche y acompáñalo con una buena cantidad de calabacín a la plancha o setas. En apenas un suspiro tendrás tu comida solucionada, tanto si quieres consumirla en frío o en caliente.
  2. Bacalao con pisto, un guiso muy sencillo en el que podrás incluir una gran variedad de verduras: pimientos, berenjena, tomate, calabacín, cebolla, incluso judía verde o ajetes. Puedes variarlo además haciendo el bacalao en migas, y quedará aún más jugoso.

Comidas para llevar al trabajo con carne

Seguro que ya sabes que es mejor que predominen las carnes de ave (blancas) frente a las de mamíferos (rojas). Ya que las comidas para llevar al trabajo tardaremos unas horas en consumirlas, es mejor que las preparemos en guisos, para evitar que se resequen. Por eso te propongo:

  1. Muslo de pollo o pavo guisado con pimientos y setas. No olvides incluir aquí la cebolla y el ajo, ambos llenos de propiedades y capaces de resaltar cualquier plato.
  2. Ternera guisada con menestra. La menestra es un plato muy versátil, así que anímate y añádele lo que más te apetezca o utiliza versiones ultracongeladas o en conserva. Puede llevar: judía verde, champiñones, alcachofas, guisantes, zanahoria, ajetes…
banner te llamamos gratis

Ahora ya tienes un montón de ideas de comidas para llevar al trabajo, simplemente busca las opciones que más te gusten, y alterna cada semana. Con Aegon descubrirás que comer sano, es mucho más sencillo de lo que pensabas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin