Guía de padres primerizos: trucos para ahorrar cuando acabas de ser padre

madre primeriza con un bebe
Tiempo de lectura: 3 minutos

Si vas a ser padre próximamente probablemente ansías una guía de padres primerizos que pueda ayudarte en la compleja misión que se te presenta por delante. Los consejos que debería incluir una guía de este tipo son múltiples y variados, por eso hoy vamos a poner el foco en uno muy concreto, los gastos.

Desde el punto de vista emocional, el nacimiento de un hijo es sin duda un momento importante en la vida de toda familia. Ser padre o madre abre un periodo en la vida en el que debemos adaptarnos a una manera nueva de convivir, muy influida por el bebé que acaba de llegar.

Pero cometeríamos un error si pensamos que esta influencia no alcanza también al bolsillo. De hecho, la llegada de un hijos a la familia supone una cambio importante en las finanzas familiares, que generalmente se traduce en más gastos. ¿Es posible minimizar su impacto? Sí, aplicando una serie de consejos para que la paternidad no suponga más gastos. Aquí va nuestra guía de padres primerizos orientada al ahorro.

Trucos para ahorrar cuando acabas de ser padre

Esta guía de padres primerizos te dará consejos fáciles de implementar y con un gran impacto en tus finanzas. De hecho, se trata de repasar algunos consejos y trucos de ahorro que deberíamos poner en práctica casi en cualquier situación en nuestra vida y con más razón aún en un momento más ajustado como es el de la reciente paternidad.

Y es que, aunque probablemente tus ingresos sigan siendo los mismos, tus gastos aumentarán, de ahí la inminente necesidad de ajustar nuestra forma de entender las finanzas personales.

Empieza por un buen presupuesto

Nuestro primer consejo de esta guía de padres primerizos es más que un truco, una verdadera necesidad. Si no tienes un buen presupuesto que funcione para tus finanzas, la llegada de tu primer hijo convierte esta acción en obligatoria.

El presupuesto te va a permitir:

  • Detectar los nuevos gastos.
  • Priorizar aquellas áreas de tu economía doméstica que sean más necesarias.
  • Mejorar mucho tus finanzas y ahorrar incluso en este momento de la vida.
imagen de un bebe

Reutiliza la ropa y accesorios para el bebé

La llegada de un bebé trae consigo el inicio de un gasto en ropa y accesorios notable. Además, es un gasto sostenido en el tiempo y muy recurrente. Y es que los niños crecen muy rápido, por lo que, al final, la ropa y los accesorios para el bebé pueden suponer un gasto realmente elevado.

Por ello, buscar dentro de la familia y amigos aquellos cuyos hijos vayan por delante en edad puede ser una muy buena idea y una enorme fuente de ahorro. Aprovecha la ropa, accesorios y complementos de todo aquello que ya no les sirva y dales una segunda vida. Extiende esto no sólo a la ropa, piensa en cuestiones como el cochecito, la silla del auto, etc.

Alimentación saludable y barata

Comer barato no tiene por qué ser caro. Esta máxima que vale para los adultos, también lo hace para los niños. Pasado el periodo de lactancia y cuando comienza la época de las papillas y purés, preparar estos alimentos en casa con productos naturales no sólo puede acabar resultando más barato, sino mucho más saludable.

A por las rebajas y las listas de regalos

La llegada del bebé puede planificarse con el tiempo suficiente para aprovechar algunas cuestiones como las listas de regalos o las rebajas.

Las listas de regalos pueden ser una iniciativa propia, que lance la pareja y recojan familiares y amigos. Lo bueno de este tipo de listas, es que permiten ahorrar un montón de dinero y ajustar lo que hace falta durante los primeros meses de vida del bebé.

Por supuesto, las rebajas son un gran aliado en nuestra guía de padres primerizos. Se convierte casi en una obligación comparar precios y buscar las mejores ofertas, con antelación. En el caso de ropa y calzado, el ahorro puede ser muy elevado.

Ten en cuenta las deducciones fiscales

No siempre estamos al tanto de los posibles beneficios sociales que podemos obtener como padres. Las posibles deducciones fiscales deben ser tenidas en cuenta y estudiadas, ya que, pueden beneficiarnos en la declaración de la renta.

Ahorra para tu hijo

Aunque como conclusión a esta guía de padres primerizos, también queremos destacar que en esta etapa de la vida no debes ver el ahorro como un gasto (realmente nunca lo debes ver así) sino como una herramienta que debes saber utilizar pensando a futuro.

Contratar, por ejemplo, un PIAS con su combinación de seguro de ahorro que ofrece cobertura de rentabilidad, te puede permitir ir creando un fondo de ahorro en el tiempo para el futuro. Piensa que los gastos que estás asumiendo ahora se multiplicarán, por ejemplo, en la época de estudios de tus hijos.

Ahorrar para el futuro de nuestros hijos es sin duda siempre una buena idea y cuanto antes comencemos a hacerlo mejor.