Cómo un autónomo puede pagar menos en el IRPF gracias a los seguros

IRPF Aegon - Impuestos Autónomos

Avanzamos en la campaña del IRPF de 2014 y son muchos los que ya han presentado su borrador o su declaración de forma telemática, que este año también ha adelantado su plazo de presentación. Pero también son muchos que aun habiendo realizado su declaración esperarán para presentarla, la razón, que el resultado de la misma es positiva.

Para conseguir revertir esa situación sobre la declaración presente no hay ninguna posibilidad, pero si lo hay para cambiarla para el próximo año. Un caso especial es el de autónomos. A diferencia del trabajador por cuenta ajena en el que se le ajusta la retención a sus ingresos, el autónomo tiene un importe fijo que aplicará en cada factura que este año ha pasado del 21% al 19%. Además hará pagos a cuenta trimestrales del 20% de sus rendimientos netos (descontadas los gastos y retenciones). Pero esto a veces no es suficiente y dependiendo del volumen de facturación puede encontrarse que además debe pagar en la declaración anual. Pero para disminuir el pago o conseguir una devolución, el autónomo tiene en los seguros un gran aliado.

Pensado en el futuro

Una de las mejores opciones de disminuir la factura fiscal es a través de los Planes de Previsión Asegurados (PPAs), un seguro de vida ahorro con el tipo de interés garantizado y que aunque tenga coberturas de fallecimiento,  su fin principal es constituir un capital o una renta a cobrar en el momento de la jubilación. Este punto es muy importante para los autónomos, ya que generalmente su cotización a la Seguridad Social es baja y con ello su futura prestación por jubilación. Teniendo en cuenta este fin principal, nos centramos en su excelente fiscalidad. Las primas satisfechas a lo PPA, pueden ser objeto de reducción en la base imponible del IRPF, desde este año hasta 8.000 euros al año siempre que no  esta cantidad no supere el 30% del rendimiento neto del trabajo y de actividades económicas. Si es así, el límite será este.

No hay que olvidar que la aportación máxima anual es conjunta para todos los sistemas de previsión social, es decir, engloba a planes de pensiones, mutualidades de previsión social, planes de previsión asegurados, planes de previsión social empresarial y seguros de dependencia.

Todos son ventajas con el Seguro de Salud

El seguro de salud  es también fundamental para los trabajadores autónomos. El objetivo principal cuando están enfermos es siempre recuperar la actividad laboral lo antes posible y por ello se necesita tener la mejor atención médica, de forma rápida y evitando las lentas listas de espera del sistema público. Si además, viaja frecuentemente, tener excelentes coberturas médicas incluyendo otros gastos conexos como el traslado a nuestro país lo hace muy importante.

A esto añadimos otra gran ventaja, las prestaciones por hospitalización que muchos seguros incorporan y que suponen un dinero adicional que complementa la limitada prestación de la Seguridad Social. Pero los que mucho desconocen son los beneficios fiscales para los autónomos. Un seguro de salud privado te permite desgravarte hasta 500 euros al año en la declaración del IRPF, incluyendo las pólizas de cónyuge y descendientes que estén a tu cargo.

Tener cubierta prestaciones tan importantes como salud y la jubilación tiene su premio futuro, pero también presente a la hora de rendir cuentas con el fisco.