Lactancia: beneficios para el bebé

Aegon - Lactancia: beneficios para el bebé

“Madre: la palabra más bella pronunciada por el ser humano» Khalil Gibran

Muchas mujeres que están esperando la llegada de un hijo se plantean si dar o no el pecho y cuál debe ser el tiempo recomendado para que la salud del bebé sea la más óptima en los primeros meses de vida. Sobre este debate, la comunidad médica recalca que la lactancia materna posee muchos beneficios para el bebé, siendo los más destacados el aporte de elementos inmunológicos que se encuentran en la leche de la madre y el suministro de anticuerpos ayuda a que el bebé pueda combatir infecciones y enfermedades.

Beneficios de la lactancia

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables. Además, recomienda la lactancia materna exclusiva durante seis meses, la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 años o más.
Algunos de los motivos que llevan a la OMS a realizar estas indicaciones es la gran cantidad de beneficios que la lactancia materna supone el bebé: aporte de elementos inmunológicos, suministro de anticuerpos para que el bebé pueda luchar con más armas y de manera más eficaz contra posibles infecciones bacterianas y víricas o el fomento del vínculo madre-bebé, muy importante a la hora del desarrollo y de la posterior educación. Sin embargo, se trata de condiciones ideales que no son fáciles para todas las madres. Así, para cumplir con esta premisa en nuestro país existe una complicación fundamental: la baja de maternidad en España es de cuatro meses, por lo que se convierte en un reto bastante complicado el que madres trabajadoras puedan mantener la lactancia materna exclusiva durante los recomendados seis meses.
Por otra parte, sabemos que la lactancia materna proporciona al bebé durante sus primeros meses de vida todos los nutrientes que necesita para desarrollarse en esa época, por lo que nutricionalmente es el alimento más completo que puede tomar durante ese período. Pero, además de este beneficio en la salud, un factor muy importante que afecta directamente a las familias y de forma indirecta a los bebés es el ahorro económico, lo que hace de la lactancia materna algo doblemente beneficioso. Tomar la leche materna como alimento exclusivo durante la primera etapa de vida supone un ahorro sustancial en el gasto que supone el nacimiento de una nueva persona.
Como hemos comentado, lo ideal sería que desde el nacimiento hasta los 6 meses de edad, la leche materna fuera el alimento fundamental para el bebé. En algunos casos no es posible por diferentes motivos y en estos casos habría que acudir a diferentes fórmulas especiales de leche que completan los requerimientos nutricionales del bebé. Teniendo en cuenta la relevancia de una correcta nutrición en todas las épocas de la vida y en especial en edades tempranas sería absurdo no aprovechar este extraordinario alimento que de manera gratuita nos brinda la Naturaleza.