Cerveza, tinto de verano o clara ¿Cuál debes escoger en la terraza?

No sólo las bicis son para el verano. Con el buen tiempo hay bebidas que apetecen más que otras, especialmente cuando estás en una terraza. Cerveza, tinto de verano y clara encabezan la lista de peticiones de los españoles. De entrada, ninguna es especialmente recomendable dentro de una dieta sana, pero, puestos a elegir, ¿con cuál de todas deberías quedarte?

La nutricionista Gabriela Gottau tiene la respuesta y la ha publicado en un artículo de Vitónica. ¿Cerveza, clara o tinto de verano? Cada uno tiene sus propiedades nutricionales, además de una determinada cantidad de alcohol.

En este sentido, la cerveza es la que más hidratos aporta gracias a la cebada, aunque no incluye azúcares, algo que sí encontraremos en el tinto de verano y cualquier tipo de clara, bien sea con limón o con gaseosa.

A la hora de elegir entre una bebida para ir de terrazas este verano, la experta recomienda apostar por la que mejor relación tenga entre alcohol y azúcar, aunque el primero de los elementos es el que más habrá que vigilar. Y es que el alcohol es nocivo para el organismo, especialmente a partir de los 40 años cuando el páncreas deja de procesarlo adecuadamente. Además, entre sus efectos secundarios está el de aumentar el apetito, por lo que es fácil que termines comiendo más de la cuenta, y dado que estarás en una terraza, serán alimentos que no debes comer.

Con esto en mente, la cerveza es la única de la bebidas sin azúcares y tiene menos alcohol que el vine. Sin embargo, con las claras el porcentaje de alcohol es por lo menos de la mitad, dependiendo además de cómo te guste.

Y entre los dos tipos  de claras, la clara con gaseosa es más recomendable porque en principio tiene menos azúcares que con limón, tanto si éste se incluye en refresco o en zumo.

La siguiente tabla resume las cualidades nutricionales de cada tipo de bebida:

Más allá de la cerveza: alimentos que evitar en el chiringuito y en la terraza

Las cañas, claras y el tinto de verano no son la única tentación propia de esta época. Con el calor apetece menos cocinar y más picar algo fuera de cada. Si estás de vacaciones en un sitio de playa, es fácil que termines en el chiringuito de turno, donde encontrarás todavía más tentaciones en forma de comida poco saludable.

La clave para no engordar más de la cuenta es saber qué comer. Estos son algunos trucos para lograrlo.

  • Toma fruta si te entra hambre. Hay gran variedad de fruta de temporada que te puede ayudar. La sandía es un gran ejemplo. Principalmente es agua, por lo que te ayudará a mantenerte hidratado, aunque en todos casos incluirá algo de azúcar.
  • Evita las frituras. Este es un consejo que sirve para todo el año y que en un chiringuito es todavía más importante.
  • Si quieres un aperitivo, los encurtidos, boquerones en vinagre o anchoas son los más saludables sin desbordar de calorías. En esta línea, evita las tapas que contengan pan y las raciones donde el pan sea uno de los protagonistas.
  • Acierta con las tapas. Pepinillos, mejillones (mejor al vapor), berberechos o almejas son cuatro ejemplos de tapas recomendables desde un punto de vista nutricional y calórico.
  • Apuesta por las ensaladas. El verano es un momento ideal para las ensaladas. Si quieres salir de la rutina puedes pedir una con fruta para que le dé otro sabor. Al elegir tu ensalada, ten cuidado con los aliños. Lo ideal es evitar los que sean salsas, que tienden a ser bombas calóricas. El tradicional aceite y vinagre nunca falla, pero si te aburre, siempre puedes probar con una vinagreta.

Sigue estos consejos y seguirás cuidando tu salud en verano. Pero si quieres darte algún capricho, aquí puedes ver cómo seguir una alimentación saludable tras vacaciones.

Imagen de Pixabay