¿Qué seguros puede deducir un autónomo en la declaración de la renta?

Deducciones Renta Autónomos 2018

Autónomos y seguros forman un binomio fundamental. La propia naturaleza de las actividades del autónomo les hace más importante la protección y seguridad que ofrecen los seguros, tanto para las contingencias presentes como para prevenir y preparar las necesidades futuras. ¿Pero conoces a qué deducción en los seguros pueden aplicar los autonómos?

Frente a todas las ventajas, el principal hándicap del autónomo está en su propia economía. Sin tener ingresos fijos, pagando sus propias cotizaciones (que en un 85% de los casos es por la mínima), en muchas ocasiones se considera al seguro como un gasto más, cuando no lo es, es una herramienta que nos permite ganar en seguridad y nos protege en nuestra labor diaria. Pero, además, muchos desconoce que todo o parte del importe que paguemos por un seguro para un autónomo puede ser deducible en la Declaración de la Renta, siempre que se cumplan unos requisitos y con unos límites que ahora os explicamos. 

¿Cómo desgravar el seguro médico?

El seguro de salud es uno de los más importantes para el autónomo así como su deducción. El objetivo principal cuando están enfermos es siempre recuperar la actividad laboral lo antes posible y por ello se necesita tener la mejor atención médica, de forma rápida y evitando las lentas listas de espera del sistema público. Si además, viaja frecuentemente, tener excelentes coberturas médicas incluyendo otros gastos conexos como el traslado a nuestro país lo hace muy importante.

Un seguro de salud nos permite tener los mejores cuidados, acceder a pruebas diagnósticas o especialistas de forma más rápida con los que reincorporarte antes a la actividad labora y nos ayuda a mejorar la prevención de problemas de salud.

Ventajas del seguro de salud para autónomos

Todas estas ventajas tienen otra económica. Los autónomos pueden desgravarse el IRPF por los importes que pagan a su seguro de salud, incluyendo las cantidades que paguen por su cónyuge e hijos menores de 25 años, hasta un máximo de 500 euros al año por persona. Esta cuantía se eleva hasta 1.500 euros para cada una de ellas cuando sean personas con discapacidad.

A esta cantidad hay que unir posibles deducciones autonómicas. Para la declaración, por ejemplo, Cantabria permite que sea deducible en el tramo autonómico del impuesto del 5% de las cantidades pagadas durante el año en concepto de cuotas a mutualidades o sociedades de seguros médicos no obligatorios, tanto propios como de las personas que se incluyan en el mínimo familiar.

En este artículo te contamos en más detalle cómo desgravar el seguro de salud en la declaración de la renta.

Porque la salud es lo más importante…Infórmate sobre nuestros seguros de salud. Ahora con 4 meses gratis

Desgravar el seguro de vida

Hablemos de algo tan importante como es el seguro de vida. Desde la última reforma fiscal también es deducible en la Renta por los seguros de vida que cubran fallecimiento e invalidez. La cantidad máxima que se puede deducir por el seguro de vida para autónomos es también de 500 euros al año, pero en este límite se incluye también el seguro de salud.

Una de las mejores opciones de disminuir la factura fiscal es a través de los Planes de Previsión Asegurados (PPAs), un seguro de vida ahorro con el tipo de interés garantizado y que aunque tenga coberturas de fallecimiento,  su fin principal es constituir un capital o una renta a cobrar en el momento de la jubilación. Este punto es muy importante para los autónomos, ya que generalmente su cotización a la Seguridad Social es baja y con ello su futura prestación por jubilación. Teniendo en cuenta este fin principal, nos centramos en su excelente fiscalidad. Las primas satisfechas a lo PPA, pueden ser objeto de reducción en la base imponible del IRPF, desde este año hasta 8.000 euros al año siempre que no  esta cantidad no supere el 30% del rendimiento neto del trabajo y de actividades económicas. Si es así, el límite será este.

No hay que olvidar que la aportación máxima anual es conjunta para todos los sistemas de previsión social, es decir, engloba a planes de pensiones, mutualidades de previsión social, planes de previsión asegurados, planes de previsión social empresarial y seguros de dependencia.

Otros seguros que se pueden deducir en la declaración de la renta

Hay que tener en cuenta que ni todos los seguros van a permitir esta desgravación, ni en algunos casos logran hacer de la misma manera. Vamos a repasar por tanto, dónde podemos hacer la deducción de seguros siendo autónomo.

Seguros de vehículos

La norma general para poder deducir el seguro del coche es que el propio vehículo esté afecto a tu actividad económica. En otras palabras, que lo uses efectivamente para trabajar.

Estos son algunos ejemplos:

  • Aquellos vehículos mixtos que se destinan al transporte de mercancías.
  • Los vehículos destinados a los desplazamientos profesionales de personal comercial, como representantes, agentes comerciales, etc.
  • Aquellos vehículos que se destinan a la prestación de servicios de transporte de viajeros mediante contraprestación.
  • También se incluyen los vehículos que se destinan a objeto de cesión de uso de manera habitual y onerosa.
  • Por último, es posible acogerse a la ley del IRPF para la desgravación en aquellos vehículos que se destinan a prestar servicios de enseñanza para conductores o pilotos mediante una contraprestación.

Estos vehículos se consideran afectos a 100% de la actividad que realizan autónomo, por tanto, todos los gastos relacionados con ellos son deducibles. En cualquier caso, recuerda que deberás ser capaz de demostrar ante Hacienda que usas el vehículo para trabajar de forma casi exclusiva.

Seguros de accidentes

También aquí como autónomo podrás deducirte todas aquellas primas de seguro que se relacionan de manera directa con la actividad que realizas. Desde los seguros contra incendios a los de responsabilidad civil, pasando por seguros de robo, de daños a mercancías o de pérdida de beneficios. Existen más formatos en los que puedes aprovechar la fiscalidad, pero éstos serían los principales.

Por supuesto, los seguros de accidentes pueden desgravarse en la declaración de renta del autónomo. En este sentido, podrás incluso desgravar los seguros de los empleados.

seguro de salud

Seguros de protección de pagos y actividad

Como es lógico, también es posible desgravar los seguros que contratados para cubrir exportaciones o impagos.

Como puedes ver, las posibilidades de ahorrar en el IRPF con los seguros para los autónomos son amplias. Ese ahorro en muchos casos puede llegar a ser casi equivalente al coste de las primas anuales, o, muy cercano.

¿Cómo saber si compensa contratar un seguro? ¿Cómo se puede calcular el ahorro fiscal? La mejor forma de hacerlo es usar la herramienta de Hacienda para el cálculo del IRPF del próximo año y, en caso de que no esté disponible, la del año anterior.

Así podrás ver la diferencia en tu declaración de la renta si contratas el seguro y si no lo haces. Después sólo tendrás que pensar si ese pequeño coste adicional del seguro merece o no la pena.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Redactor Salud y Consumo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).

Perfil de LinkedIn