Cómo ahorrar dinero: mejora tu economía en 2020

consejos para saber como ahorrar dinero
Tiempo de lectura: 3 minutos

Los buenos propósitos para el año que comienza son parte del cambio de ejercicio. De hecho, parece que no concebimos un cambio de año sin esos buenos deseos. Otra cosa es que luego seamos capaces de ponerlos en marcha. Los más repetidos pasan por mejorar nuestra salud, practicar deporte, dejar de fumar aquellos que fuman, etc., todos son buenos deseos, y ojalá podamos cumplirlos. Sin embargo, el deseo de mejorar nuestras finanzas también debería estar presente. Para lograrlo sólo tienes que hacer una cosa: tomar buena nota de cómo ahorrar dinero. En este artículo te contamos porqué es tan importante no vivir «al día».

Los movimientos número uno para quiénes no ahorran

Si no estás ahorrando, es importante que tengas en cuenta las siguientes consideraciones.

Cómo ahorrar dinero: ¿Por qué es tan importante?

Ahorrar es un movimiento que puede cambiar tus finanzas y, por extensión tu vida. Si no estás ahorrando puede ser por varios motivos. El primero es porque creas que con tus ingresos y gastos no puedes hacerlo, o, también, porque pienses que la satisfacción del gasto y el consumo es superior al ahorro. Pues bien, en ambos casos es posible dar la vuelta a esas percepciones y mejorar, mucho, tus finanzas personales.

Ahorrar es absolutamente necesario. No se trata del ahorro del miedo a una jubilación con una pensión escasa, algo que por cierto desafortunadamente es una realidad a un plazo no lejano, sino de un hábito que nos permite vivir de manera más tranquila.

Tus finanzas a examen

Si crees que tu relación de ingresos y gastos no es suficiente como para ahorrar, lo primero que debes hacer es un examen profundo de tus finanzas. Analizar a fondo tus gastos, y valorar de dónde es posible recortarlos resulta fundamental. Si eso lo plasmamos en un presupuesto aún mejor. Podrás tener una visión de conjunto de tus finanzas, y, si has hecho un examen realista, es probable que te des cuenta que, por muy pequeña que sea, hay una cantidad de dinero que puedes enviar al ahorro.

Aquí puedes aplicar herramientas como el preahorro, que te van a permitir automatizar tus aportaciones, con lo cual apenas te darás cuenta de que estás ahorrando. Recuerda que no se trata tanto de la cantidad con la que empieces, sino de incorporar el hábito a tus rutinas financieras.

Previsión frente a endeudamiento

Si piensas que ahorrar no es satisfactorio porque todo el dinero sobrante prefieres gastarlo en consumo, estás cometiendo uno de los principales errores que acaban conduciendo al endeudamiento. El ahorro no sólo debe visualizarse como una herramienta para la jubilación, como ya decíamos.

Es mucho más; es un instrumento para conseguir objetivos a corto, largo y medio plazo, pero también, es una herramienta que te permite afrontar periodos de inestabilidad económica sin acudir a la financiación, o, más común, al uso de las tarjetas de crédito por ejemplo.

La gestión de las finanzas es una carrera a largo plazo, y ten por seguro que a lo largo del tiempo, como la mayoría de las personas, tendrás altos y bajos, y, probablemente, imprevistos o necesidades no planificadas. El ahorro sirve precisamente para garantizarte la estabilidad en esos momentos, con el valor añadido de que puede trabajar por ti para generar a su vez más.

Los movimientos número uno para quiénes sí ahorran

Si ya estás ahorrando, si el hábito del ahorro está incorporado en tu vida, es probable que ya hayas cumplido los tramos básicos que debemos exigir al ahorro.

Fondo de emergencia

Un primer tramo consistente en acumular un fondo de emergencia equivalente a entre tres y seis meses de tus gastos. Un segundo tramo en el que vas consolidando productos de ahorro orientados al futuro, tanto con objetivos concretos (como comprarte un nuevo coche) como con objetivos a largo plazo como complementar tu pensión de jubilación.

Inversión rentable

Una vez enfilados ambos tramos, es el momento de plantearse nuevos retos. En este caso, tu movimiento debería ser buscar la rentabilidad a través de la inversión. Es decir, aprovechar el impulso que ya has tomado con el hábito del ahorro, para que tu dinero produzca más dinero. Esto lo puedes hacer combinando estrategias seguras, como pueden ser los seguros de ahorro, con estrategias más agresivas como puede ser la bolsa, los fondos de inversión, etc. Simplemente, se trata de, una vez garantizada la base de tu ahorro, buscar el beneficio para el dinero que eres capaz de apartar de tus gastos.

Sin duda, saber cómo ahorrar dinero puede cambiar tu forma de ver la vida en este recién estrenado año 2020.