Aprende a entender tu nómina

mujer buscando las partes de una nómina

La nómina es uno de los documentos más importantes que recibe el trabajador y lo es por diferentes motivos. Por ello, cómo entender las partes de una nómina es un punto fundamental para todo empleado.

Por un lado, por su vertiente económica presente. Entre las partes de una nómina identificamos nuestro salario bruto en la nómina, pero también las aportaciones que hacemos a la Seguridad Social, las retenciones y tras ello el importe líquido o la cantidad a cobrar.

Pero también se nos informa de nuestras qué son las bases de cotización en la nómina y, con ello, de nuestro derecho a cobrar distintas prestaciones. Te lo explico.

Te ofrecemos la solución que necesitas. Asegura tu ahorro

¿Qué es la nómina?

La nómina es un documento en el que la empresa certifica que ha pagado la remuneración a sus trabajadores y que ha cumplido con sus obligaciones fiscales y de cotización con respecto a estos pagos.

Además, la nómina también actúa como certificado de que la empresa ha cumplido con todas sus obligaciones y así actúa para diferentes fines, desde reclamaciones judiciales por impagos a incluso cuando se va a solicitar un préstamo y se estudian los ingresos del solicitante.

No existe un modelo único de nómina, lo contrario, hay libertad a la hora de realizarla. Pero lo que sí existe es una obligación a la hora de reflejar unas partes básicas. Si quieres saber cuáles son las partes de una nómina y cómo entender una nómina, sigue leyendo.

Partes de una nómina

Es fundamental que identifiquemos las partes de una nómina, especialmente a la hora de realizar trámites financieros, fiscales y de prestaciones para saber cómo interpretar una nómina. A continuación, las partes de una nómina explicadas:

Datos identificativos de la empresa

Suelen estar en la cabecera de la nómina y se incluyen:

  • Nombre de la empresa o razón social
  • Domicilio fiscal
  • Número de Identificación Fiscal (NIF)
  • Cuenta de Cotización de la empresa en la Seguridad Social

Datos identificativos del trabajador

De forma paralela, la nómina identifica también al trabajador que recibe estos ingresos. Este punto es fundamental a la hora de realizar cualquier reclamación:

  • Nombre y apellidos del trabajador
  • Documento de identificación del trabajador (DNI o NIE)
  • Número de afiliación a la Seguridad Social: que se asigna al trabajador tras su alta en su primer trabajo y que se mantiene durante toda la vida laboral del trabajador
  • Fecha de alta del trabajador: cuando se inicia la relación laboral
  • Antigüedad: en muchas ocasiones, es coincidente con la fecha de alta, pero en otras no; por ejemplo, si la empresa ha asumido personal procedente de otra organización. Esta es una de las partes de una nómina fundamental, ya que determina tanto derechos económicos (como antigüedad), como otros que pueden derivarse de la extinción de la relación laboral, liquidación o finiquito.
  • Grupo profesional: que será la que corresponde al convenio colectivo al que pertenezca al trabajador. Esto permite comprobar que lo que se percibe en la nómina corresponde a lo reflejado en el Convenio.

Periodo de devengo

Las fechas que se retribuyen (mes y año) y, en caso de paga extraordinaria, el periodo al que corresponde el pago.

Aunque se refleje el mes como completo, por ejemplo del 1 al 30 de noviembre, posteriormente hay que comprobar en la nómina si se han pagado todos los días. En caso de baja médica, por ejemplo, aparecerán menos de los 30 días que tenga el mes, solo los efectivamente pagados.

persona calculando qué son las bases de cotización

¿Dónde aparece el salario bruto?

Los devengos son, de las partes de una nómina, la central. Son toda una serie de conceptos salariales, como el salario base, complementos, pagos en especie y, en muchos casos, las pagas extraordinarias prorrateadas, que sumados conforman el total devengado o salario bruto de la nómina.

Es importante a la hora de cómo entender una nómina, saber que además de distinguir estas cantidades por su tipología, también se debe señalar si estos conceptos están sujetos a cotización a la Seguridad Social o no.

Deducciones en la nómina

Sobre estas cantidades se descuentan una serie de deducciones de la nómina impuestas legalmente de la que debemos distinguir dos tipos:

  • Cotizaciones del trabajador a la Seguridad Social
  • Retenciones

Las cotizaciones del trabajador son la cantidad que se destina del sueldo a sufragar futuras prestaciones como:

Estas cuotas, que suman un 6,35%, se calculan sobre el salario y son ingresadas por la empresa junto con las cotizaciones empresariales. De hecho, algunas empresas incluyen a tipo informativo la cuantía de sus aportaciones.

En cuanto a las retenciones, estas son los pagos a cuenta del IRPF, la declaración de la renta, que se calcula no solo teniendo en cuenta los ingresos, el salario bruto de la nómina, sino también distintas circunstancias personales y familiares como la discapacidad, número de hijos a cargo, hipoteca con derecho a deducción, etc.

💡 Para saber más sobre las deducciones en la renta, visita nuestro artículo al respecto.

Descuentos

Cotizaciones y retenciones no son lo único que resta el salario bruto de la nómina, también nos encontramos con otros conceptos como:

  • Anticipos: si se ha pedido que se adelante la nómina o parte de ella antes de su fecha ordinaria de abono.
  • Embargos: los embargos legales decretados por una resolución judicial con los límites establecidos según la cuantía del salario. Esta cantidad la ingresa la empresa en la cuenta del juzgado o de la Administración que lo haya ordenado.

Líquido a percibir

Es el resultado de restarle al salario bruto de la nómina las deducciones de la nómina y los descuentos. Este es el importe que se ingresará en la cuenta bancaria del trabajador. Se conoce como salario neto.

Firma y sello de la empresa y recibí

Este requisito, propio de la empresa, se ha modificado al entregar muchas de las nóminas digitalmente, por lo que su entrega se sustituye con ponerla a disposición del trabajador y que este la descargue.

¿Qué es la base reguladora?

Un aspecto fundamental de las partes de una nómina y de saber cómo entender una nómina es conocer la información sobre las bases: base reguladora y bases de cotización de la nómina que aparecen al pie de la misma.

Puede que te preguntes qué son las bases de cotización, estas son la suma de todos los conceptos salariales sujetos, tanto de la remuneración mensual como del importe de la prorrata de las pagas, sobre la que se aplican los tipos de cotización de la empresa.

A la hora de determinar cuál es la base reguladora en una nómina, se toma precisamente como referencia las bases de cotización de la nómina del trabajador durante un periodo determinado.

Para calcular la base reguladora, se divide el importe de las bases de cotización de la nómina del trabajador durante el mes anterior a la prestación entre el número de días a los que se refiere la cotización. Esta se aplica a diferentes prestaciones de las contingencias comunes:

  • Enfermedad común
  • Accidente no laboral
  • Accidente laboral o enfermedad profesional
  • Desempleo
  • Pensiones por incapacidad laboral o por cualquiera de los tipos de jubilación

Además, para su cálculo, hay una serie de matices, los más importantes son:

  • Trabajadores con pluriempleo: se computan las bases de cotización de la nómina de todas las empresas en las que trabaje, teniendo en cuenta que existen topes máximos
  • Trabajadores contratados a tiempo parcial: se divide la suma de las bases de cotización de la nómina a tiempo parcial acreditadas entre el número de días naturales comprendidos en dicho periodo de cotización

Las bases reguladoras se aplican de forma distinta según las prestaciones como se puede consultar en la Seguridad Social:

  • Incapacidad laboral transitoria (baja): la base de cotización del mes anterior
  • Desempleo: la media de las bases de cotización de los últimos 180 días
  • Jubilación: los últimos 25 años de cotización inmediatamente anteriores al del mes previo a la edad de jubilación

💡 Frente a estos riesgos, si eres funcionario público, también te cubrirá el régimen de clases pasivas. Te enlazo nuestro artículo por si quieres saber más.

Como ves, es fundamental saber cómo entender una nómina, así como conocer las diferentes partes de una nómina y saber qué son las bases de cotización, ya que toda esta información te permitirá comprender y gestionar mejor tus finanzas.

Por ello, si te ha gustado, no dejes de compartir este post, que seguro que será de gran utilidad a tus familiares y amigos. Además, te animo a seguirnos en nuestras redes sociales, para que no te pierdas ninguno de nuestros artículos sobre Ahorro. ¡Te esperamos!

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Redactor Salud y Consumo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).

Perfil de LinkedIn