En qué países se jubilan antes y cómo conseguirlo tú en España

Una cosa es el momento en el que legalmente deberías jubilarte y otra cuando te jubilas. Jubilarse antes de la fecha límite es una aspiración de muchas personas.

Curiosamente, dentro de los países OCDE, España destaca como uno donde los trabajadores se jubilan antes. Independientemente de la fecha establecida por la ley para la jubilación nuestra media de edad a la hora de retirarnos es la de 62, según estudios de la propia OCDE,

En el otro extremo encontraríamos el caso de Portugal, donde, la edad media de jubilación es de 67,5 años. Entre los 36 países que forman OCDE, la media de edad de jubilación queda establecida de 65 años para hombres y 63 años para mujeres.

Estas medias sitúan a Francia, con 60 años, a la cabeza de los que antes dejan de trabajar seguido de Eslovaquia a los 61 años y Luxemburgo los 61,5.

A nivel mundial la cosa cambia mucho. Países como Corea del Sur con 73 años de media en la jubilación, o México con 72 años, se encuentran a la cabeza de aquellos países en los que las personas se jubilan más tarde. Aunque, en el caso de Corea del Sur, el retiro medio de 73 años choca con la posibilidad de hacerlo desde los 61 años.

Qué hacer para jubilarse antes de tiempo

Lo primero que debemos hacer es analizar los motivos por los que aquellos que se jubilan pronto consiguen ese objetivo. Realmente, hay dos caminos, ganar mucho dinero, algo que está al alcance de pocas personas, o, ahorrar mucho, algo que está al alcance de la mayoría.

Debes tener claro, si quieres jubilarte antes de la edad legal de jubilación, que vas a tener que ahorrar mucho dinero. Piensa que, de lo que se trata, es de generar una cantidad de dinero suficiente para compensar la pérdida de poder adquisitivo entre tu salario cuando trabajas y la pensión cuando dejes de hacerlo. Para esto no hay nada mejor que saber cuánto vas a dejar de ganar cuándo te jubiles.

Existen muchas teorías, porcentajes, y cantidades que vas a encontrar en diferentes recomendaciones. Realmente, si quieres jubilarte lo antes posible, debes ahorrar todo lo que puedas, no existe una fórmula mágica.

Elegir bien dónde pones tu dinero

Esta es una clave fundamental. Aunque tengas el objetivo y el hábito de ahorrar, si no utilizas las herramientas adecuadas puede servir de poco. Aquí entra en juego tanto tu carácter como tu edad. No ahorras e inviertes del mismo modo a los 30 que a los 50. Elegir buenos productos como los seguros de ahorro, planes de pensiones, u otro tipo de inversiones alternativas, tendrá que evolucionar a medida que también nosotros lo hacemos.

Busca siempre herramientas que entiendas, y, sobre todo, proveedores que te den confianza absoluta sobre la gestión de tu dinero. Una cosa es vivir ahorrando, y otra angustiado por el destino de tu patrimonio.

Planificar bien tu economía

Planificar bien tu economía no es solamente tener un presupuesto. Tener un presupuesto, es básico, y debería ser obligatorio para cualquier gestión de las finanzas personales, pero, de poco sirve si no somos capaces de ser flexibles y poder salir a veces de nuestra zona de confort.

Esto se traduce en analizar mucho más nuestros gastos, nuestro estilo de vida, y las diferentes cuestiones que influyen en la merma de nuestro dinero.

A veces, deberemos tomar decisiones que a priori no parecen cómodas, pero que puede ser eficaces en el medio y largo plazo para nuestro bolsillo. Tal vez no necesitemos el último modelo de dispositivo móvil, quizá nuestro vehículo pueda ser utilizado unos cuantos años más, tal vez otra zona de la ciudad sería más económica para vivir… Y así todo un rosario de decisiones que pueden ir sumando y sumando hasta lograr ese ahorro que necesitamos. Es cuestión de marcarse objetivos, pero sobre todo, cumplir los pasos necesarios para lograrlos.