Pseudoterapias: definición y técnicas aceptadas por Sanidad

pseudoterapias

¿Sabes qué son las pseudoterapias? Hay que decir que el debate entorno a ellas ha sido y continúa siendo intenso. En el objetivo de vivir más con mejor salud, muchas personas han elegido terapias alternativas que, en muchos casos, son poco eficaces, o, directamente ineficaces, según parece.

Sin embargo, todas estas terapias o pseudoterapias tienen defensores y gente que las utiliza. Vamos a repasar la metodología con la que se ha procesado, y está procesando a todas estas actividades. También incorporaremos la lista de las que ya se han considerado como pseudoterapia, y las que están en fase de valoración.

El mayor cuadro médico para cuidar de ti.
Más de 50.000 especialistas.
Más de 1.000 clínicas a tu disposición.

¿Qué son las pseudoterapias?

Si atendemos directamente a la definición proporcionada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar social, se consideran pseudoterapias aquellas sustancias, productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria que no tengan soporte en el conocimiento científico ni evidencia científica que avale su eficacia y su seguridad. Así lo podemos leer en el Plan para la protección de la salud frente a las pseudoterapias elaborado por el gobierno, y que al que puedes a acceder a través de la página web del Ministerio.

Pseudoterapias en el Sistema Nacional de Salud

El objetivo del plan elaborado por el Gobierno entorno a las pseudoterapias es establecer un marco regulador para este tipo de prácticas. Según el Ministerio de Sanidad, existe entre la ciudadanía cierta confusión entre lo que es medicina basada en el conocimiento y la evidencia científica, y la que no lo es. Partiendo de esta base, los principios de este Plan para la protección de las personas frente a las pseudoterapias, se basa en:

  • La evaluación del conocimiento y la evidencia científica.
  • La difusión y transparencia de la información.
  • El cumlimiento normativo.

En base a estos criterios, la seguridad social ya no acepta como pseudoterapia ciertas técnicas de las que vamos a hablar en este artículo.

Junto a este Plan, el Gobierno también lanzó la página web www.conprueba.es para desarrollar la marca #CoNprueba, que engloba las acciones frente a las pseudociencias y las pseudoterapias.

Conclusiones extraídas por REDETS

Para empezar, se elaboró un informe preliminar por la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías y Prestaciones del Sistema Nacional de Salud,  REDETS. Este informe establece un filtro para poder identificar las técnicas que posean verdaderas intenciones sanitarias: que cuenten al menos con una publicación científica.

Tras analizar unas 139 técnicas, 73 de ellas carecen de un ensayo clínico aleatorizado, revisiones sistemáticas o meta-análisis sobre su eficacia o seguridad. De manera que no tienen ningún tipo de soporte científico con metodología que resulte suficientemente sólida como para que se puedan acreditar de eficaces y seguras. Automáticamente pasan a considerarse pseudoterapias.

medicina alternativa

Controversia en la psicología

La publicación del Plan trajo consigo la reacción del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos (COP). Este órgano propuso añadir al texto un párrafo que dividió a los profesionales de este ámbito: “Algunas de las que pueden ser consideradas pseudoterapias pueden suponer beneficios contrastados para la salud de los pacientes, cuando son utilizadas correctamente por profesionales psicólogos”. Una reacción que continúa alimentando el debate de las pseudoterapias y las terapias alternativas.

💡 Quizás te interese nuestro artículo sobre el virus del papiloma humano en los hombres.

Los peligros de las pseudoterapias

Según La Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y su estudio cualitativo sobre el uso y la confianza en España en las terapias sin evidencia científica, los usuarios las terapias alternativas sin base científica piensan que la medicina actual está corrompida por los intereses de las grandes farmacéuticas y se ha vuelto excesivamente técnica, industrializada (química) y desligada de las necesidades humanas.

El Estudio elaborado por FECYT mantiene que la vía de acceso más común hacia el uso de la medicina alternativa es el “boca a boca” (compañeros de trabajo, amigos, red familiar…) seguidos de los libros especializados e internet.

Técnicas aceptadas como pseudoterapia

De las 139 técnicas de medicina alternativa que están analizando, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar y el Ministerio de Ciencia ha elaborado un primer listado con 73 pseudoterapias que no han demostrado “ningún intento” de evidencia científica. El listado incluye:

Análisis somatoemocional análisis transaccional ángeles de Atlantis
armónicos arolo tifar ataraxia
aura soma biocibernética breema
cirugía energética coaching transformacional constelaciones sistemáticas
cristales de cuarzo cromopuntura cuencos de cuarzo
cuencos tibetanos diafreoterapia diapasones
digitopuntura esencias marinas espinología
fascioterapia feng shui flores del alba
frutoterapia gemoterapia geobiología
geocromoterapia geoterapia grafoterapia
hidroterapia del colon hipnosis ericksoniana homeosynthesis
iridología lama-fera masaje babandi
masaje californiano masaje en la energía de los chakras masaje metamórfico
masaje tibetano medicina antroposófica medicina de los mapuches
medicina ortomolecular metaloterapia método de orientación corporal Kidoc
método Grinberg numerología oligoterapia
orinoterapia oxigenación biocatalítica piedras calientes
pirámide vastu plasma marino posturología
pranoterapia psicohomeopatia psychic healing
quinton radiestesia rebirthing
sincronización core sofronización sotai
tantra técnica fosfénica técnica metamórfica
técnica nimmo masaje terapia bioenergética terapia biomagnética
terapia de renovación de memoria celular (cmrt) terapia floral de California terapia floral orquídeas
terapia regresiva

💡 Toma nota de estos requisitos a la hora de donar sangre

Terapias aún en evaluación

Por otra parte, las terapias que están todavía siendo analizadas son:

Abrazoterapia acupresión acupuntura
aromaterapia auriculoterapia ayurveda
biodanza caballoterapia o hipoterapia Chi-Kung o Qi-Gong
constelaciones familiares cromoterapia crudivorismo
drenaje linfático manual enfermería naturista fitoterapia
Gestalt hidroterapia hipnosis natural
homeopatía kinesiología kundalini yoga
linfodrenaje luminoterapia macrobiótica
magnetoterapia masaje ayurvédico masaje estructural profundo
masaje tailandés medicina naturista medicina natural china
meditación moxibustión musicoterapia
naturopatía osteopatía panchakarma
pilates programación neurolingüística psicoterapia integrativa
quiromasaje quiropraxia reflexología o reflexología podal o reflexoterapia
reiki respiración consciente integrativa risoterapia
sanación espiritual activa seitai shiatsu o shiatsu namikoshi
sonoterapia tai chi técnica Alexander
técnicas de liberación emocional técnicas de relajación terapia craneosacal
terapia de polaridad terapia floral de bach terapia floral de Bush
terapia herbal terapia humoral terapia nutricional
vacuoterapia visualización yoga de polaridad
yoga zero balancing

A estas técnicas restantes se les sigue considerando “técnicas con pretendida finalidad sanitaria” ya que no han sido calificadas de momento como pseudoterapias. Entre ellas nos encontramos técnicas tan populares como la magnetoterapia. Esta es una práctica muy habitual dentro de la fisioterapia, emplea campos magnéticos estáticos o permanentes sobre el cuerpo para el tratamiento de cuadros de dolor como consecuencia de una inflamación.

Esperamos que este artículo te haya resultado interesante, te animamos a compartirlo a través de tus perfiles sociales.

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.