Dieta para la diabetes: Todo lo que debes saber

La dieta para la diabetes es fundamental

La diabetes está aumentando desde años en toda Europa, y no es de extrañar pues el incremento del consumo de glúcidos simples, como el azúcar, y el sedentarismo, favorecen su desarrollo. Por eso hoy queremos contarte todo lo que necesitas para comprender qué debes tener en cuenta en  una dieta para la diabetes.

Quizás ya sepas que una alimentación sana y adaptada a esta patología es indispensable para un buen control de la diabetes, pues a pesar de que se han desarrollado muchos avances para controlar la diabetes, como te contamos en este post, aún existen limitaciones que pueden complicar, y mucho la existencia de las personas que la padecen.

Tengamos también en cuenta que si la diabetes no está bien controlada puede derivar en muchos problemas circulatorios, cardiacos, úlceras cutáneas, e incluso ceguera, de hecho la diabetes mal controlada sigue siendo la principal causa de pérdida de visión en nuestro país.

Por eso es tan importante que cuides tu alimentación, porque te permitirá mantener a raya tu glucosa en sangre (glucemia) e incluso puede que así logre reducir la dosis de algunos de los fármacos que tienes prescritos, o evitar que la enfermedad avance hacia cuadros más complejos, en los que a menudo tienen que prescribirse insulinas inyectables.

Porque la salud es lo más importante


¿Sirve la dieta para la diabetes en todas las personas?

Debemos recordar que existen 3 tipos de diabetes distintas, porque el impacto de la dieta en ellas, e incluso el tipo de dieta a seguir, es diferente dependiendo de cual se padezca. Los tres tipos son:

  • Diabetes tipo 1
  • Diabetes tipo 2
  • Gestacional

Veamos muy brevemente sus particularidades.

Diabetes tipo 1

Aquí hay un problema autoinmune que ocasiona que la persona no secrete insulina, la hormona encargada de controlar la glucosa en sangre. Las personas que padecen este tipo de diabetes deben pincharse insulina y por eso su dieta para la diabetes dependerá de la dosis de insulina que tengan pautada.

En cualquier caso cada vez se tiende más a establecer pautas de insulina flexibles, en los que es muy importante que el paciente conozca cuántos carbohidratos (glúcidos) puede consumir, según la cantidad de insulina que se inyecte.

Antes de seguir, provecho aquí a recordarte que la glucosa es un tipo de carbohidrato simple (azúcar), del que obtenemos energía. Es además la molécula en la que se descomponen los carbohidratos complejos más habituales, los almidones

¿Y dónde están los almidones? Pues fundamentalmente en las patatas, el arroz, la pasta, el pan, cereales de todo tipo, y en las legumbres, es decir, lentejas, garbanzos, soja, habas, guisantes…

Diabetes tipo 2

Supone entorno al 90% de los casos y aquí un buen control de la dieta para la diabetes es fundamental. La diabetes tipo 2 se favorece por la obesidad, el sobrepeso y por un consumo muy elevado de carbohidratos, especialmente de azúcares, por tanto la alimentación como vemos es muy importante también para prevenirla.

Es más frecuente en la edad adulta y la vejez, pero por desgracia cada vez se da a edades más tempranas, incluso en niños y adolescentes con sobrepeso.

En este caso la insulina que se secreta no es capaz de ejercer su función correctamente, y por eso se descontrolan los niveles de glucosa en sangre, de ahí que la dieta deba de ser moderada en carbohidratos.

Diabetes Gestacional

Puede aparecer en el segundo trimestre de embarazo y de nuevo conocer los alimentos para la diabetes, y su control, resulta básico para evitar complicaciones, que como decíamos puede incluir incluso la ceguera.

En cualquier caso en esta ocasión se trata de un trastorno que suele ser temporal, y que habitualmente se soluciona en pocos meses tras el parto, cuando los niveles hormonales se van normalizando.

Alimentos prohibidos en la diabetes

Muchas personas se preguntan si en la dieta para la diabetes hay alimentos prohibidos, y yo diría que más que alimentos prohibidos hay sustancias desaconsejadas. Porque en realidad productos como el azúcar de mesa, o los refrescos no dejan de ser “inventos” humanos para satisfacer nuestra apetencia por el sabor dulce.

Los productos muy ricos en azúcares, del tipo que sean, o muy densos en otros hidratos de carbono, dificultan en la persona diabética unos niveles adecuados de glucosa en sangre, pues elevan en exceso la insulina. Por eso es preferible evitar:

  • El azúcar de mesa blanco y moreno, las melazas, la miel, zumos concentrados, jarabes de cebada, malta, jarabe de maíz, sirope de ágave, fructosa…
Los alimentos para la diabetes no deben contener azúcares libres
Los dulces son muy poco aconsejables en la dieta para la diabetes

Algunas de las sustancias que he citado se caracterizan por ser ricas en glucosa en vez de fructosa, y aunque es cierto que esta última implica una elevación de la insulina más lenta, tampoco es aconsejable en sus formas libres.

Ten cuidado con…

Por todo lo que te comentaba, debes de tomar de manera muy esporádica aquellos alimentos que contenga más de un 5% de azúcares libres, que son los que aportan productos como:

  • Yogures azucarados, y sustitutos vegetales
  • Otros postres lácteos
  • Tartas, pasteles, caramelos y similares
  • Bollería y galletas, también los caseros
  • Frutas desecadas y en almíbar
  • Refrescos y zumos

No debemos de olvidar tampoco que en la dieta para la diabetes se debe reducir al máximo el consumo de grasas artificiales, hidrogenadas o trans, pues aunque no afectan a la glucosa ni a la insulina, sí que incrementan el riesgo cardiaco, de sobrepeso y también la inflamación.

Como la persona diabética ya tiene debido a este trastorno todos estos riesgos aumentados, sumar un factor más no solo empeoraría el problema.

Te recuerdo que las grasas trans predominan en los ultraprocesados de todo tipo, desde pizzas a galletas, y que no deberían suponer ni siquiera el 1% de nuestra ingesta en términos energéticos.

Si quieres saber más sobre cómo nos afectan te dejo este artículo titulado: “El peligro de las grasas trans”, elaborado desde el área de Nutrición y Medicina preventiva de la Universidad complutense de Madrid.

Alimentos aconsejados en la diabetes

Dentro de una dieta para la diabetes deben predominar las verduras bajas en almidones, como la de hoja verde, las hortalizas, y también los alimentos proteicos de calidad, que incluyen a los pescados, los huevos y las carnes bajas en grasa.

Es conveniente que estos vegetales y fuentes proteicas estén presentes en cada comida principal, pues gracias a ello controlarás tu glucosa, tu peso y además tendrás un montón de vitaminas, minerales y antioxidantes, capaces de reducir los riesgos derivados de la diabetes.

Otros alimentos para la diabetes muy recomendables son los frutos secos, pues apenas impactan en la insulina, poseen en general muy pocos azúcares y sin embargo aportan también una gran cantidad de nutrientes y fibras.

Pueden consumirse además de manera sencilla entre horas, en el desayuno o incluso como postre, aunque quizás eres de los que aún tiene miedo a las calorías de los frutos secos ¿Es así?

Entonces te dejo un artículo para que descubras porqué no engordan, y mucho más sobre ellos, se titula: Beneficios de los frutos secos ¿Los conoces todos?

Alimentos a moderar en la diabetes

Los alimentos que más impactan en la diabetes son los que elevan la glucosa, pero aún así debemos procurar incluirlos en cada comida con moderación, para evitar las hipoglucemias, es decir las bajadas bruscas de azúcar en sangre, que al igual que las subidas repentinas también son peligrosas para nuestra salud.

Es por ello que en la dieta para la diabetes podemos incluir un máximo de 3 piezas medianas de fruta fresca al día, una de cada vez. Salvo si se trata de frutas muy azucaradas, como los plátanos o las uvas, en cuyo caso deberemos optar por raciones más pequeñas.

Las patatas, los cereales como el arroz y el trigo, y sus derivados sin azucar, pastas y pan, deberán estar presentes en cantidades pequeñas, y suele aconsejarse que no superen un cuarto del plato, además de consumir siempre sus versiones integrales. Este método visual es muy sencillo, además de efectivo en la mayoría de los casos.

En la dieta para la diabetes los cereales y sus derivados deben limitarse
Entre los alimentos para la diabetes menos recomendables encontramos la pasta

La ración de legumbres de cualquier tipo, puede ser sin embargo algo mayor, pues presentan una menor cantidad de carbohidratos que los cereales, y además sus fibras y proteínas hacen que su impacto sobre la insulina sea menor.

Los lácteos en la diabetes

Finalmente, en los alimentos para la diabetes no podemos dejar de mencionar a los lácteos, que aunque en general en su forma natural son bien tolerados, deben consumirse con cierta moderación, y como decía naturales, por tanto siempre sin azucarar, ya que estos últimos también impactan mucho en la glucosa y la insulina.

Especial cuidado se debe tener también con los quesos grasos, en este caso no por su impacto en la glucosa, sino por su exceso de grasas saturadas y sal, que también contribuye al sobrepeso, la inflamación, y también favorecen las patologías cardiacas, precisamente las causantes de más muertes en España y todos los países desarrollados

Ahora que ya conoces todas las claves sobre la dieta para la diabetes solo te queda ponerlas en práctica, céntrate en todos los alimentos deliciosos que puedes consumir, y verás como así te será mucho más sencillo seguir una alimentación equilibrada ¡No esperes más para cuidarte!

Y por supuesto si quieres saber más sobre salud y nutrición, no dejes de seguir nuestro blog.

seguro de salud familiar

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin