5 formas de aprovechar octubre para conseguir más dinero

Si te estás planteando tratar de aumentar tus ingresos, vamos a sugerirte algunas ideas para conseguir más dinero cada mes.

Aumentar los ingresos está bien y hay más de una forma de conseguir más dinero. Eso sí, si buscas fórmulas mágicas de aumentar tus ingresos, aquí no las encontrarás. Esto no existe, o al menos no está al alcance del común de los mortales. Todo lo que te vamos a proponer implica, en mayor o menor medida, un nivel de esfuerzo, dedicación, o de preparación.

Puede también que ninguna de estas cinco formas para ganar más que te planteamos resulte adecuada para ti. En cualquier caso, sí puede servir para ayudarte a reflexionar sobre otras maneras con las que puedes conseguir ingresos extra. De hecho, un debate interesante entre quienes buscan la libertad financiera es si debes reducir tus gastos o aumentar tus ingresos. Los ingresos extra son interesantes, ya que puede contribuir a mejorar mucho tu capacidad de ahorro. Octubre puede ser es ideal para hacerlo.

Vamos a repasar estas cinco ideas para poder obtener ingresos extra en el mes de octubre.

Compartir tus conocimientos

Lo cierto es que la demanda especializada de información es cada vez mayor. La gente acude a las plataformas audiovisuales o de contenidos en busca de información y conocimientos. Aunque los ingresos ya no son lo que eran, es cierto que un buen canal de YouTube o un buen blog temático pueden aportarte ingresos a medio plazo.

Vende lo que no utilizas o necesitas

Aunque puede ser un hecho puntual, es decir, no te proporcionará ingresos de manera continua, una buena auditoría de aquellas cosas que realmente no utilizas puede hacer que, con su venta, ganes un buen dinero.

Hoy en día existen muchas plataformas para la venta de todo tipo de objetos de segunda mano. Además, gracias a Internet, por muy raro que sea el objeto es muy probable que encuentres comprador, recuerda que accedes a un mercado global con un enorme potencial de clientes. Otra cuestión es el esfuerzo que debes destinar a darte de alta en las plataformas y subir los productos para después obtener una ganancia limitada.

Pon en marcha ideas comerciales de bajo coste

Cuando hablamos de la venta a través de Internet nos imaginamos la creación de costosos portales y páginas web en las que invertir mucho dinero y tiempo. Obviamente esto puede ser así, pero, realmente, puedes tener una tienda online a través de plataformas como Amazon sin realizar las inversiones que requeriría poner en marcha un negocio online. Es lo que se llama ventas por afiliación.

Si tienes una idea comercial, bien porque tú mismo manufacturas en tu tiempo libre algún producto, o, porque detectas una buena idea de negocio, utilizar estas plataformas comerciales puede ser una gran idea para aumentar tus ingresos.

Revisa a fondo tus finanzas y controla el gasto

Realmente conseguir tener más ingresos mensualmente no pasa sólo por buscar nuevas fuentes de ingreso, tal vez lo primero que debas hacer es analizar la relación entre lo que ganas y lo que gastas.

Ser capaces de reducir nuestros gastos es mucho más sencillo de lo que parece. Se trata de aplicar la lógica y de no emplear nuestros recursos económicos más allá de lo estrictamente necesario si no podemos permitírnoslo.

La mejor manera de ejercer este control es crear un buen presupuesto que se base en un análisis profundo de tus gastos. Probablemente puedas recortar un porcentaje elevado si nunca las he hecho antes. De hecho, puede que sea suficiente con comparar ofertas para los servicios que ya utilizas.

Busca obtener rendimiento por el dinero ahorrado

Incluso para las personas que no somos inversores profesionales, la búsqueda de rendimiento para nuestro dinero está al alcance de la mano.

Por ejemplo, utilizando productos como los seguros de ahorro en los que ir colocando nuestros ahorros mensuales, pero también, buscando todas las oportunidades que surjan de rentabilizar nuestro patrimonio. Esto puede ir desde alquilar una segunda vivienda o una habitación nuestra vivienda principal, hasta colocar nuestro dinero líquido en cuentas de ahorro con disponibilidad, etcétera.

En general, se trata de combinar la rentabilidad del ahorro a largo plazo con las opciones de rentabilidad inmediata que nuestro patrimonio pueda ofrecer.