Dieta blanda: qué es, qué comer y menú

en un menu de dieta blanda se incluye pescado blanco

La dieta blanda es a menudo recomendada por los médicos o los nutricionistas para mejorar algunas patologías digestivas, especialmente la gastroenteritis y la gastritis pero ¿qué es una dieta blanda exactamente? Pues enseguida te lo vamos a contar, para que tengas todas las opciones y no te aburras con ella.

Antes de seguir avanzando, sin embargo, sí que me parece adecuado explicar que, además de para las enfermedades que te comentábamos, también es adecuada en otras patologías digestivas, especialmente durante un brote agudo.

Entre ellas están la colitis, esto es, inflamación del colon, el Crohn, otra enfermedad inflamatoria intestinal, u otras más conocidas, como la acidez estomacal o el reflujo gastroesofágico.

Porque la salud es lo más importante


Una dieta blanda además, nos será de utilidad en muchas otras circunstancias, como es en caso de faringitis, laringitis, disfonía, tras cirugías maxilofaciales, aftas bucales, disfagia, esto es dificultades para tragar, y mucositis, que se refiere a la inflamación de la mucosa de la boca, muy habitual tras tratamientos como la quimioterapia o la radioterapia.

Así que como ves, los beneficios de la dieta blanda, van más allá del sistema digestivo ¿ O aún pensabas que valía solo si padeces diarrea?

¿Qué es una dieta blanda?

La dieta blanda es un tipo de alimentación que tiene por finalidad proteger la mucosa digestiva, bucal o la del área laringofaríngea. Esta última es la parte situada tras la boca y sobre el esófago, muy importante por ejemplo para el habla.

Si te estás preguntando qué es una dieta blanda, muy probablemente sea porque te la haya prescrito tu médico, porque con ella se ingieren alimentos de textura suave y de muy fácil digestión, con el objetivo de dejar reposar a tus órganos digestivos, y de no irritar las mucosas que antes mencionábamos.

Tan solo como aclaración te contaré que las mucosas son tejidos especialmente sensibles, que se caracterizan por producir algún tipo de sustancia de carácter mucoso, para protegerlos. Se habla por tanto de mucosa bucal, intestinal, respiratoria, vaginal, etc…

En una dieta blanda, se buscan alimentos libres de fibras, grasas, ácidos y la mayoría de los condimentos, pues todos estos componentes favorecen la producción de jugos digestivos o pueden resultar irritantes.

En el caso de las fibras sin embargo, haría que matizar que las fibras de tipo soluble no son irritantes, mientras que las insolubles y no fermentables, sí que lo son. Sobre esto te dejamos más información en nuestro artículo Top 10 alimentos con fibra.

Se procurará también que sean alimentos de fácil masticación, y por ello las carnes fibrosas o los frutos secos, no estarían recomendados.

¿Qué comer en una dieta blanda?

Ahora que ya hemos visto de manera general cuáles son las sustancias a evitar dentro una dieta blanda, toca centrarnos en lo bueno. Porque desde luego también hay muchas cosas que se pueden comer.

En realidad, qué comer en una dieta blanda, dependerá también del grado de severidad de los síntomas que padezcamos, pues según eso deberemos ser más o menos estrictos con nuestra alimentación.

Más allá de los alimentos, las formas de cocinado son también importantes para cuidar nuestras mucosas.

En gastroenteritis se utilizan la dieta blanda

En concreto, en una dieta blanda se deben evitar los alimentos rebozados, fritos y crudos. Se debe dar prioridad sin embargo a las cocciones, los horneados y las preparaciones a la plancha, que, obviamente, resultan más digestivas.

Otras recomendaciones son consumir raciones pequeñas, evitar los alimentos muy calientes, y masticar muy bien los alimentos

Alimentos permitidos

A continuación, vamos a ver los alimentos que se pueden comer libremente en este tipo de dieta. Estas recomendaciones están basadas en la información de la Biblioteca Médica Nacional de Estados Unidos, dependiente de su Instituto Nacional, y por si quieres saber algo más te dejo el enlace sobre los alimentos de la dieta blanda de esta institución.

La Sociedad española de endocrinología y nutrición tiene también un documento al respecto, y aunque en general es menos completo, sí que aporta algunos detalles diferentes. Por ejemplo, la conveniencia de reducir la lactosa, que es el azúcar presente en los lácteos.

Vamos ahora sí, a ver el listado de alimentos de libre consumo en una dieta blanda:

  • Arroz blanco integral
  • Patatas cocidas
  • Pan de harina refinada tostado
  • Sopas de arroz o tapioca
  • Carnes blancas: pollo y pavo
  • Pescado blanco: merluza, lenguado, gallo…
  • Clara de huevo
  • Fruta cocida, asada o en compota
  • Calabaza, calabacín y zanahoria
  • Bebidas vegetales
  • Manzanilla e infusiones sin teína
  • Caldos vegetales desgrasados
  • Gelatinas con poca azúcar

En este caso suelen ser alimentos que aunque suelen tolerarse adecuadamente, cada paciente deberá de valorar cómo le sientan, y la conveniencia o no de consumirlos con mayor o menor frecuencia.

Alimentos a moderar

  • Algunas frutas crudas como papaya o plátano
  • Melocotón en almíbar, sin su almíbar
  • Purés de verduras cocidas
  • Yemas de espárragos en conserva
  • Brotes de espinacas cocinados
  • Judías verdes cocidas
  • Pequeñas cantidades de tomate maduro
  • Pasta de harinas refinadas: macarrones, sopa…
  • Pan blanco y tortitas de arroz
  • Puré de legumbres pasadas por el pasapuré
  • Huevos con yema en francesa o cocidos
  • Otras carnes, que sean magras y tiernas
  • Pequeñas cantidades de mariscos cocidos
  • Pequeñas cantidades de especias suaves
  • Moluscos cocidos: mejillones, chipirones…
  • Lácteos naturales, mejor desnatados y sin lactosa
  • Natillas o flanes, caseros bajos en azúcar
  • Aceite de oliva crudo
  • Pequeñas cantidades de aguacate
  • Galletas tipo María
  • Fiambres o embutidos sin grasa
  • Tofu cocido
  • Pequeñas cantidades de zumos no ácidos
  • Tés con poco tiempo de infusión

Alimentos prohibidos dentro de la dieta blanda

Siempre recordaré a una profesora estupenda, que nos decía que a menudo es incluso más importante saber lo que debemos evitar comer, que lo que debemos comer. Así que saca lápiz y papel, y anota los alimentos prohibidos en una dieta blanda:

  • Carnes rojas fibrosas, como el filete de ternera
  • Cereales integrales y sus derivados
  • Frituras y rebozados de todo tipo
  • Pescado azul, especialmente si es frito
  • Mayoría de frutas crudas y deshidratadas
  • Lácteos enteros
  • Postres con elevado contenido en azúcar o grasas
  • Bollería y la mayoría de las galletas
  • Frutos secos, semillas y derivados
  • Vegetales crudos y crucíferas: coles, brócoli…
  • Legumbres que no estén en puré
  • Refrescos
  • Tés: rojo, verde, negro…
  • Café
  • Chocolates
  • Exceso de sal
  • Pimienta o pimentón
Alimentos prohibidos en dieta blanda son rebozados y frituras

Menú para una dieta blanda

Como a veces pasar la de la teoría a la práctica se complica, os dejo opciones de menús que creo os pueden ayudar a organizaros.  Incluyo también por supuesto algunas opciones para desayunar con dieta blanda.

Vamos a por ello:

Desayuno

  1. Leche desnatada preferiblemente sin lactosa o bebida vegetal de arroz
  2. Copos de maíz o trigo o pan tostado
  3. Fiambre de pavo o queso fresco desnatado
  4. Compota de manzana o papaya

Media mañana

  1. Yogur desnatado, preferiblemente sin lactosa, o con base de bebida de avena
  2. Plátano o pera asada

Comida

  1. Espaguetis de calabacín o arroz con zanahoria
  2. Completar con huevo cocido y pollo o conejo guisado con poca aceite
  3. Entre las opciones de pescado: merluza o bacalao a la plancha
  4. Un poco de pan blanco
  5. Gelatina

Merienda

  1. Fiambre de pavo o jamón york sobre una tortita de arroz con un poco de agucate
  2. Caqui o un poco de mango con yogures como los que hemos ya indicado

Cena

  1. Puré de calabaza, calabacín y zanahoria o judías verdes muy cocidas
  2. Lenguado al horno o francesa o pavo a la plancha
  3. Patata cocida o boniato
  4. Gelatina o melocotón en almíbar sin su jugo
seguro de salud 4 meses gratis

Espero que estas ideas sobre menús de dieta blanda te sean útiles, y recuerda que siempre se debe de valorar la tolerancia individual en cada caso. Un poco de imaginación no nos viene tampoco nunca nada más, así que te dejo nuestro artículos sobre cómo hacer ensalada de patata, que puedes adaptar con los ingredientes permitidos en la dieta blanca.

Ahora que ya tienes todo lo que necesitas saber, seguro que podrás variar más tus comidas, y te resultará más ameno. Desde Aegon, te damos las gracias por acompañarnos y te recordamos que si compartes nuestros post, estarás divulgando salud.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Deva Camino Monteserín

Máster Universitario en Salud Natural y Nutrición. Experta en Alimentación Antiinflamatoria y psiconeuroendocrino-inmunología, el área de la ciencia que estudia la relación del sistema nervioso con el resto de nuestro organismo. Diploma de estudios avanzados en: Microbiota, inmunidad y sistema digestivo. Cursos de doctorado en: Biología del Cáncer. Autora de los libros: "¿Y ahora qué puedo comer?" y "Comer para cuidarse". Compagino la pasión de mi trabajo en consulta con la impartición de diversos cursos y las charlas divulgativas.