Prevención en Salud ¿Por qué es importante el cuidado de tu salud?

Prevención en la salud

“La salud no lo es todo pero sin ella, todo lo demás es nada.” A. Schopenhauer

Uno de los grandes logros de la medicina ha sido el continuo aumento de la esperanza de vida de la población. España es uno de los países con una esperanza de vida más elevada. Sin embargo, este aumento de los años de vida no siempre se asocia con calidad de la misma.

En la última Encuesta Nacional de Salud de España 2011-2012, el 75,3% de la población percibió su estado de salud como bueno o muy bueno. Pero, ¿qué es la salud?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. Es decir, la salud es una condición de bienestar que va más allá de la ausencia de enfermedad.

AEGON ha realizado un importante estudio acerca de las conductas protectoras de la salud, estilo de vida y alimentación de los españoles.  En el presente artículo, te resumimos las principales conclusiones del I Estudio sobre Salud y Estilo de Vida de AEGON. Éste se ha dividido en seis grandes bloques de estudio de los hábitos de los españoles.

¿Cómo cuido mi salud?

Tener un buen estado de salud o no, depende de multitud de factores. En ocasiones existen unos componentes hereditarios (genéticos) que no son modificables, pero la mayoría de los factores de riesgo se pueden prevenir adoptando un estilo de vida saludable. ¿Cómo?

  • Llevando una dieta sana y equilibrada. Se debe combinar de forma efectiva la ingesta de proteínas (pescados, carnes), grasas (aceite, mantequilla) e hidratos de carbono (frutas, verduras, pasta, pan). Asimismo, es fundamental beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día.
  • Manteniendo una buena higiene. Es importante lavarse bien las manos, mantener una buena higiene bucal, etc.
  • Practicando ejercicio de manera regular y acorde con la edad. La OMS recomienda 30 minutos diarios de ejercicio para evitar problemas de salud.
  • Evitando el consumo de sustancias tóxicas como el tabaco, el alcohol o cualquier otro tipo de droga.
  • Creando un buen ambiente a nuestro alrededor, fomentando las relaciones personales sanas, evitando el estrés, etc.
  • Haciéndose chequeos médicos de manera periódica.

¿Qué ocurre si no me cuido?

La enfermedad influye en la pérdida de calidad de vida, puede mermar las capacidades del paciente y alterar su vida cotidiana y la de los familiares y amigos que le rodean.

No seguir las recomendaciones de un estilo de vida saludable puede aumentar el riesgo de padecer ciertas enfermedades como las cardiovasculares, el cáncer, enfermedades infecciosas o enfermedades psiquiátricas como la depresión o la ansiedad.

Según los expertos, el 80% de las enfermedades cardiovasculares – hipertensión arterial, colesterol, diabetes, etc. – y un tercio de los cánceres,  podrían prevenirse llevando a cabo unos hábitos de vida saludable.