Prevención en Salud ¿Por qué es importante el cuidado de tu salud?

consejos para cuidar la salud
Tiempo de lectura: 4 minutos

Uno de los grandes logros de la medicina ha sido el continuo aumento de la esperanza de vida de la población. España es uno de los países con una esperanza de vida más elevada. Sin embargo, este aumento de los años de vida no siempre se asocia con calidad de la misma o con nuestra habilidad para cuidar la salud.

Pero, como punto de partida…. ¿qué es la salud?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. Es decir, la salud es una condición de bienestar que va más allá de la ausencia de enfermedad.

“La salud no lo es todo pero sin ella, todo lo demás es nada.” A. Schopenhauer

¿Cómo cuidar la salud?

Tener un buen estado de salud o no, depende de multitud de factores. En ocasiones existen unos componentes hereditarios (genéticos) que no son modificables, pero la mayoría de los factores de riesgo se pueden prevenir adoptando un estilo de vida saludable. Cuidar la salud es fácil si seguimos los siguientes consejos:

1. Dieta sana y equilibrada

Mantener una dieta equilibrada es la clave a la hora de cuidar la salud. Se deben evitar los azúcares refinados y todos aquellos productos excesivamente edulcorados, así como las grasas saturadas y las grasas trans. Para ello, es importante combinar de forma efectiva la ingesta de proteínas (pescados, carnes), grasas (aceite, mantequilla) e hidratos de carbono (frutas, verduras, pasta, pan). Asimismo, es fundamental beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día.

Se deben controlar las cantidades y comer en función a lo que necesite el cuerpo de cada uno (según su consumo de energía).

2. Buena higiene

Es importante lavarse bien las manos, mantener una buena higiene bucal, etc.

3. Ejercicio de manera regular

El ejercicio moderado fortalece el corazón, mejora la circulación y ayuda a eliminar toxinas entre otros muchos beneficios. Es importante practicar ejercicio de manera regular y acorde con la edad. La OMS recomienda al menos 30 minutos diarios de ejercicio para evitar problemas de salud.

Como ejercicio diario podemos entender también el subir por las escaleras o caminar en vez de coger otro transporte. ¡Así de fácil!

4. Evitar el consumo de sustancias tóxicas

Nos referimos al consumo del tabaco, el alcohol o a cualquier otro tipo de droga.

5. Crear un buen ambiente a nuestro alrededor

Crear un buen ambiente se consigue fomentando las relaciones personales sanas, evitando el estrés, etc.

6. Disponer de momentos para relajarse

Es importante tener momentos de relajación, de pensar en otras cosas que se escapen de la rutina y las preocupaciones diarias. Todo esto minimiza la aparición del estrés y de sus síntomas.

7. Chequeos médicos

Las revisiones médicas periódicas son la mejor manera de controlar nuestro estado de salud y poder responder a tiempo ante cualquier posible incidencia. Consulta en nuestro cuadro médico los mejores profesionales para tus revisiones.

8. Asegurar el buen descanso

El cerebro y el sistema nervioso necesitan reducir su actividad, descansar y depurarse para poder continuar con su funcionamiento a pleno rendimiento. Esto se consigue con el sueño. Cada persona puede tener un número óptimo de horas que debe cumplir y que suele estar entre las 6 horas y media y las ocho horas.

Presta atención al modo en que te sientas, utiliza una buena almohada y un buen colchón; ayudará a mantener saludables huesos y músculos.

9. Cuidar los tiempos

Nuestro organismo funciona de forma cíclica y se habitúa de manera automática a realizar ciertas funciones en ciertas horas del día y las realiza así día tras día de manera involuntaria. Cuando de manera voluntaria se cambian esos hábitos ciertas funciones se realizan con menor rendimiento por lo que es aconsejable hacer coincidir los actos involuntarios con los voluntarios, realizando siempre que sea posible las comidas a las mismas horas todos los días, siempre la misma hora de acostarse y levantarse, etc.

10. Ejercitar la mente

Mantén la mente ocupada con lectura, crucigramas, acertijos o ejercicios de memoria, porque además de ayudar al cerebro a mantenerse despierto, activo y en buena forma, también ayuda a desconectar de la rutina.

¿Qué ocurre si no me cuido?

La enfermedad influye en la pérdida de calidad de vida, puede mermar las capacidades del paciente y alterar su vida cotidiana y la de los familiares y amigos que le rodean.

No seguir las recomendaciones de un estilo de vida saludable puede aumentar el riesgo de padecer ciertas enfermedades como las cardiovasculares, el cáncer, enfermedades infecciosas o enfermedades psiquiátricas como la depresión o la ansiedad.

Según los expertos, el 80% de las enfermedades cardiovasculares – hipertensión arterial, colesterol, diabetes, etc. – y un tercio de los cánceres, podrían prevenirse llevando a cabo unos hábitos de vida saludable.

Cuídate con Aegon

Cuida de ti y  de los tuyos gracias a nuestros seguros de salud. En los momentos importantes siempre hay alguien apoyándote, atendiéndote y cuidando de todas aquellas cosas que son importantes para ti. Lo que esperas de una aseguradora es que esté ahí siempre que lo necesites. Por eso en Aegon no nos conformamos con darte el mejor servicio. Porque no podemos sustituir a los amigos, ni a la familia, ni a los que siempre están cerca, pero lo que sí podemos hacer es estar ahí cuando nos necesites para que te sientas tan tranquilo y acompañado como te sientes con ellos.