Las deducciones más importantes en la renta

deducciones renta
Tiempo de lectura: 6 minutos

Las deducciones en la renta son la mejor fórmula para pagar menos impuestos en el IRPF. Conocerlas y aplicarlas es ahorro seguro.

La declaración de la renta es una de las pocas cosas que pone de acuerdo a todo el mundo. Nadie quiere pagar de más al hacer el IRPF y la forma de lograrlo es aplicar todas las deducciones en la renta que puedas y tengan sentido para ti.

Estas son las desgravaciones más importantes en el IRPF:

  • Deducción por adquisición de vivienda
  • Deducción por alquiler de vivienda
  • Deducción por donativos
  • Deducción por inversión en empresas de nueva creación
  • Deducción por nacimiento y adopción
  • Deducción para madres trabajadoras
  • Deducción por planes de pensiones

Deducción por adquisición de vivienda

Una de las desgravaciones más extendidas e importantes hasta hace unos años. Y es que actualmente sólo pueden deducir en la renta la compra de la casa quienes la adquiriesen antes de 2013. Dentro de esta fecha se incluyen también las promociones que se firmaron antes de esa fecha pero se entregaron más tarde.

El único requisito para poder desgravar por la casa en el IRPF es que constituya la vivienda habitual a efectos fiscales. Para ello es imprescindible haber entrado a vivir en la casa un año después de su compra, como tarde, y haber residido en ella durante más de tres años.

Quienes cumplan con estos requisitos podrán desgravar un 15% del dinero que paguen cada año por la hipoteca y los productos asociados sobre la misma sobre un máximo de 9.040 euros. Es decir, el seguro de vida y el seguro de hogar se suman a la hora de calcular la cantidad máxima sobre la que desgravar, pero no otros gastos ocultos de tener casa.

A efectos prácticos, la deducción máxima por persona con la compra de vivienda es de 1.356 euros . Si optas por la declaración individual cada uno podréis desgravar esa cantidad, aunque se dividirá entre dos el dinero que has pagado por la hipoteca al hacer el cálculo. Por el contrario, si hacéis la declaración individual, no podréis superar el 15% sobre los citados 9.040 euros. Por eso mismo, si estás comprando una casa en pareja, suele ser mejor optar por hacer la renta individual en lugar de conjunta.

Deducción por alquiler de vivienda

Esta es la segunda desgravación relacionada con la vivienda. Esta deducción se divide en un tramo estatal, común para todo el Estado menos País Vasco y Navarra, y otro autonómico, que varía en función de cada región.

Como en el caso anterior, sólo está disponible para quienes firmaron su contrato de alquiler antes de una fecha. En concreto, sólo los alquileres anteriores a 2015 pueden deducir en el tramo estatal de la renta por arrendamiento.

Además, sólo está disponible para personas con una base imponible inferior a 24.107,2 euros.

La deducción en este caso es del 10,5% sobre la misma base de 9.040 euros, aunque sólo quienes ganen menos de 17.707,20 euros. Para los que ganen más, esa base irá reduciéndose hasta ser cero en los citados 24.107,2 euros.

Deducciones por donativos

Las buenas obras también tienen premio fiscal. Las deducciones por donativos en la renta permiten desgravar un 75% de los primeros 150 euros que destines a ONGs y Fundaciones.

De las cantidades restantes podrás desgravar un 30% con carácter general y un 35% si has aportado a esa misma ONG en años anteriores.

Aquí puedes ver una estimación de cuánto desgravarás en función de lo que aportes y de cuánto tiempo hayas aportado a esa misma ONG.

  Nuevo donativo Repitiendo el donativo a la misma ONG
Donativo Deducción Porcentaje del  donativo que se deduce Deducción Porcentaje del donativo que se deduce
150 € 112,5 € 75,0% 112,5 € 75,0%
250 € 142,5 € 57,0% 147,5 € 59,0%
300 € 157,5 € 52,5% 165,0 € 66,0%
450 € 202,5 € 45,0% 217,5 € 48,3%

Inversión en empresas de nueva creación

La deducción por inversión en empresas de nueva creación y start uso es una de las formas del Gobierno para incentivar el emprendimiento. Esta desgravación fiscal está pensada para Business Angels, pero cualquier puede beneficiarse de ella.

Permite desgravar un 30% por la inversión en empresas con menos de 3 años de vida sobre un máximo de 60.000 euros. Para poder aplicarla es importante no superar el 40% de propiedad en la empresa (no es para quien emprende, sino para quien invierte) y mantener las acciones en la empresa durante por lo menos 3 años y nunca más de 12 ejercicios.

Algunas comunidades autónomas suman a esta deducción en el IRPF otras similares destinadas a pequeñas empresas cotizadas de la región, como por ejemplo hace Madrid.

Deducción por nacimiento y adopción

Los hijos son fuente de ahorro en la renta, empezando por el mínimo personal y familiar que aumenta en función del número de vástagos. A esta desgravación para las familias se suman las deducciones autonómicas por nacimiento y adopción.

La mayoría de comunidades incluyen algún tipo de ayuda fiscal por nacimiento o adopción. Un ejemplo es Madrid, que incluye una deducción de 600 euros por cada nacimiento o adopción.

Deducción para madres trabajadoras con hijos a cargo

Más que una deducción en sí misma, se trata de una ayuda a las madres trabajadoras con hijos menores de tres años a su cargo. Las mujeres que cumplan este requisito recibirán 1.000 euros de bonificación que pueden aplicar al hacer el IRPF o recibir por adelantado a razón de 100 euros mensuales.

A esta ayuda se suman el denominado cheque guardería que añade 1.000 euros más para las madres trabajadoras que lleven a sus pequeños a la guardería.

En este sentido, también hay muchas deducciones autonómicas que cubren los gastos de la guardería o bonifican la compra de material escolar.

Deducción por planes de pensiones

Esta es una de las deducciones estrella en la renta. Pocas formas hay más fáciles de ahorrar impuestos en el IRPF que invirtiendo en un plan de pensiones o en un Plan de Previsión Asegurado (la alternativa a los planes en el sector asegurador).

En realidad, más que una deducción, el beneficio fiscal de los planes es una reducción fiscal. Lo que se hace en la renta es restar el dinero que hayas aportado al plan a tu base imponible (tus ingresos). De forma muy resumida, si tu base imponible es de 40.000 euros e inviertes 5.000 euros en tu plan de pensiones, para Hacienda será como si solo hubieses ganado 35.000 euros. Ahí es donde reside el ahorro fiscal.

Teniendo en cuenta que el IRPF es un impuesto progresivo, cuanto más ganes, mayor será la deducción por planes de pensiones. Por eso mismo existen límites sobre la cantidad a deducir. En cualquier caso, esta deducción será siempre la menor entre 8.000 euros (el máximo de inversión permitido al año) y un 30% de tu base imponible.

En el siguiente cuadro puedes ver cuánto desgravarás en función de tu base imponible si aportas 2.000 euros al plan de pensiones.

Base imponibleTipo marginalAhorro fiscal aproximado
16.000 €24%480 €
18.000 €24%480 €
20.000 €24%480 €
25.000 €30%600 €
30.000 €30%600 €
40.000 €37%740 €
50.000 €37%740 €
75.000 €45%900 €

Cuándo aplicar las deducciones

La declaración de la renta se paga de un año para otro. Es lo que técnica se conoce como un impuesto devengado. Así, en 2020 se pone en marcha la campaña de la renta 2019 igual que en 2019 se tributó por la renta 2018.

Esto es muy importante porque influye en cuándo puedes aplicar realmente las desgravaciones en la renta. Para que lo entiendas mejor, en 2020 vas a poder poner en la renta las deducciones de 2019. Si no hiciste nada por tenerlas, no las podrás incluir. A modo de ejemplo vamos a tomar la deducción en la renta más famosa: la inversión en planes de pensiones y PPA o Plan de Previsión Asegurado.

Para poder beneficiarte de este ahorro fiscal en 2020 al hacer la renta 2019, deberías de haber invertido en tu plan en 2019. Si no lo hiciste, no podrás desgravar por él por más que lo hayas contratado en marzo, antes de que empiece la campaña de al renta en abril. Por eso mismo, el mejor momento para aprovechar las deducciones en la renta es ahora y no cuando sólo haya que rellenar el IRPF. Si no sabes por dónde empezar, prueba con las deducciones por inversión, que además de ayudarte a ahorrar impuestos, te ayudarán también a planificar tu jubilación en pareja o de forma individual.

En este sentido, los seguros de ahorro y los planes de jubilación son un gran producto de inversión para empezar.

¿Conocías todas estas deducciones? Si no es así, te animamos a que las compartas para ayudar a otros usuarios a ahorrar también con su declaración de la renta.