Lista de propósitos para ser más feliz en 2016

Blog Aegon Propósitos 2016

“El secreto de la felicidad es no preocuparse por el mañana”. Luis Gabriel Posadas.

La felicidad según la RAE es el estado del ánimo que se complace en la posesión de un bien. Partiendo de esta definición podemos caer en el error de analizar la frase desde final creyendo que tenemos que poseer un bien para alcanzar la felicidad, cuando la realidad es que la verdadera felicidad ha de conseguirse complaciéndose de los bienes que ya se poseen.

Trabajando en esta línea se encuentran una gran variedad de nuevas terapias individuales y grupales que trabajan en la obtención de la felicidad y todas ellas se encargan de aumentar el valor de lo que se posee y disminuir el deseo de conseguir otras metas para ser feliz. Quizás una de las frases más importantes a la hora de alcanzar este estado durante el mayor tiempo posible sea la que dice: “No es más rico el que más tiene sino el que menos lo necesita”. Sería una actividad muy recomendable acudir de manera habitual a estas sesiones.

Otro de los impedimentos a la hora de encontrar la felicidad son las frustraciones, por lo que evitarlas ayuda enormemente a estar más cerca de conseguir este deseo. De este modo, para ser feliz en el nuevo año es importante no ponerse objetivos muy difíciles de alcanzar. Es preferible tener propósitos con metas intermedias alcanzables, de este modo se aumentará el nivel de satisfacción al conseguirlas y se obtendrá una mayor motivación para seguir avanzando en el camino de conseguir el objetivo. Por ejemplo, en vez de decir me voy a poner una dieta y voy a perder 10 kilos es mejor empezar cambiando el pan blanco por pan integral, y que ese sea el primer objetivo, y que el segundo sea por ejemplo sustituir las bebidas azucaradas en las comidas por zumos. Así se irán obteniendo pequeñas alegrías que ayudan a conseguir el objetivo final y aun no consiguiéndolo siempre se habrán realizado mejoras beneficiosas.

Otro de los grandes secretos en el camino de la felicidad nos lo muestra la propia ciencia. Existen una serie de hormonas que segregadas en el torrente sanguíneo provocan este estado que tanto perseguimos. Está demostrado que actividades como cantar y bailar en grupo, realizar ejercicio físico, besarse y el contacto con la naturaleza, favorecen la secreción de estas sustancias placenteras que provocan felicidad. Es evidente por lo tanto que estos han de ser los propósitos que debemos incluir en la lista de acciones que debemos llevar a cabo en el nuevo año.

A modo de resumen para ser más felices debemos tener propósitos alcanzables, acudir a sesiones que ayuden a encontrar y a seguir el camino adecuado y realizar aquellas actividades cuya eficacia para lograr la felicidad está totalmente demostrada.