¿Cómo ahorrar para la jubilación?

ahorrar para la jubilacion

¿Pensando en cómo ahorrar para la jubilación? La jubilación preocupa mucho a los españoles. Tal y como señala el estudio de Aegon, “La cara cambiante de la jubilación”, el 72% de la población prevé que la situación de las próximas generaciones de jubilados será peor. De continuar esta tendencia pesimista sobre el futuro de los nuevos jubilados, es posible que este porcentaje gane posiciones. Pero a pesar de que veamos el futuro con más incertidumbre, son aún muy pocos los que piensan ya en este momento y realizan un esfuerzo financiero, previendo, por ejemplo un plan de pensiones.

💡 Te contamos cómo funciona un plan de pensiones

Al contrario de la creencia generalizada sobre que los españoles ahorramos poco, la realidad es que nuestros niveles de ahorro no son muy diferentes de otros países de nuestro entorno. Algo más bajos que países del norte de Europa, como Alemania, pero incluso por encima de países mediterráneos. El problema del ahorro en España no está tanto en cuánto se ahorro sino en cómo se hace. Se puede resumir que se concentra mayoritariamente en dos productos: la cuenta de ahorro (con casi un 20% de los ciudadanos que además guarda dinero en casa, “debajo del colchón”), y en patrimonio inmobiliario, que en pocas ocasiones se hace líquido en vida y que suele dejar en herencia (otra gran diferencia con otros países de nuestro entorno).

En consecuencia, es importante que planificar la jubilación esté entre nuestras prioridades, figurando siempre entre nuestros objetivos financieros. Porque… ¿Alguna vez te has preguntado cuánto necesito para jubilarme? Y… ¿Sabes cuál es la edad de jubilación en España y cómo va a seguir creciendo?

Te ofrecemos la solución que necesitas. Asegura tu ahorro

Situación del ahorro en España

Como decíamos en la introducción, más allá de falsos mitos, en España no se ahorra poco, pero se ahorra de manera muy diferente a otros países y en productos que por costumbre no son los adecuados para todas las necesidades: cuentas corrientes o acumulando un capital inmobiliario al final de la vida, aunque sea una única propiedad.

El problema es que este ahorro cada vez se polariza en edades más avanzadas. Los jóvenes son a los que les cuesta más ahorrar (tal y cómo veíamos en nuestro artículo ¿Y si los millenials no están ahorrando no están ahorrando lo suficiente para su jubilación?) Desde luego, esto es producto en buena parte de sus menores ingresos y de tener unos gastos elevados en relación con estos ingresos. Pero no es el único factor, ya que muchos jóvenes que sí tienen capacidad de ahorro, tampoco lo hacen.

💡 Descubre cómo calcular y de qué depende tu capacidad de ahorro.

En general, la lejanía ante las necesidades del futuro es la que lleva a que ahorremos poco o sencillamente no ahorremos, lo que puede conllevar problemas y, como mínimo, a la perdida de oportunidades.

cuanto necesito para jubilarme

Claves para ahorrar

La importancia de empezar pronto a ahorrar viene relacionada con dos aspectos:

El rendimiento

Cualquier rentabilidadque se consiga, aunque sea pequeña, supone tener que realizar una menor aportación. Además, estos ingresos son acumulativos, con lo que cuanto más capital tengamos (y antes) más conseguimos por ganancias.

El esfuerzo financiero

Cuanto más tiempo tienes para ahorrar para la jubilación, menos cantidades con respecto a tus ingresos o disponible debes aportar periódicamente. Así, el tiempo se convierte en el mejor aliado para la planificación financiera de la jubilación en cuanto poder destinar una parte del total de tu ahorro para este fin. Vemos algunos ejemplos:

  • Si empiezas a ahorrar con 40 años con un plazo de 25 años para la jubilación, realizando una aportación de solo 600 euros anuales (50 euros al mes) -y con una rentabilidad media del 2%- te permitirá conseguir al final del periodo unos 19.600 euros.
  • Con tan solo ampliar este pequeño ahorro cinco años más, empezando a los 35 años, la cantidad que conseguiremos será de 24.827 euros, un 26% más.
  • Si ya comenzamos otros cinco años antes, con  30 años, la cantidad sube hasta los 30.596 euros, un 56%.

Todo ello con un ejemplo con una rentabilidad pequeña y aportaciones muy reducidas.

¿Cómo debemos ahorrar para la jubilación?

Repasamos algunos consejos importantes a la hora de saber cómo ahorrar dinero para la jubilación.

1. Cuanto antes, más sencillo

Asegurar nuestra jubilación empieza muchos años antes de cumplir los 65 años, de hecho, cuanto antes empecemos conseguiremos mejores resultados y de forma mucho más fácil. Con independencia de la edad o situación familiar, ahorrar para la jubilación siempre debe ser un objetivo financiero prioritario, pero cuantos más años queden para la jubilación, menos cantidad habrá que destinar todos los meses y se podrá conseguir una mayor renta o capital para disfrutar durante esta etapa de la vida.

como tener una buena pension

2. Calcular que ingresos necesitaremos

¿Cuánto necesito para jubilarme? La pregunta es habitual. Trasladamos al futuro nuestras necesidades financieras, hay costes que suelen desaparecer como es el pago de la hipoteca o los gastos asociados con los hijos y su educación, pero hay otros nuevos como los relacionados por la salud, dejemos siempre un margen para imprevistos.

3. Estimar nuestros ingresos

Calcular que recibiremos por nuestra pensión es sencillo, la propia Seguridad Social ofrece en su página web el autocálculo de la prestación por jubilación. También debemos sumar otros ingresos accesorios, como rentas por inmuebles o prestaciones empresariales.

4. Calcular la diferencia

Cuanto mayor sea la diferencia entre las prestaciones y las necesidades, necesitaremos un mayor esfuerzo financiero. Veamos esta diferencia tanto en términos de renta mensual como el capital que necesitaríamos en total.

5. Estimar cuánto necesitaríamos ahorrar

Traslademos este capital a que aportaciones tenemos que realizar para conseguirlo, si quedan muchos años será mucho menor o podemos apostar por conseguir más para ir mucho más allá de nuestras necesidades básicas.

💡 Estos son los 5 errores más habituales al planificar la pensión según los asesores financieros.

El seguro de ahorro para constituir un capital a medio plazo

Si tener dinero en una cuenta nos puede ayudar para poder cubrir contingencias urgentes, como ya hemos avanzado no es la mejor forma que tenemos para ahorrar con un objetivo concreto o simplemente si queremos constituir un capital en el medio plazo. Lo mismo sucede con un depósito, con el hándicap añadido que la práctica totalidad de estos productos se basa en una imposición que se realiza cuando se contrata, recuperando el capital más los intereses generados al vencimiento, cuando se cumple el plazo prefijado de este producto; es decir, no podemos hacer aportaciones periódicas.

Lo contrario ocurre con un seguro de ahorro, que nos muestra claramente buena parte de las ventajas de ahorrar con seguros.

Con un seguro de ahorro podemos realizar aportaciones periódicas, flexibles, con total seguridad de recuperar nuestro capital y además, los intereses generados ofrecen una rentabilidad superior a la de una cuenta corriente. Todos estos puntos hacen al seguro de ahorro un producto perfecto para canalizar el ahorro a medio plazo y para dar respuesta a tu pregunta sobre cómo tener una buena pensión.

cuanto dinero hay que tener ahorrado para la jubilacion

PPA, una opción ventajosa para el ahorro para la jubilación

A largo plazo la principal necesidad o meta del ahorro es complementar nuestra pensión de jubilación. La incompatibilidad de tener nuestro dinero en una cuenta que no aporte ningún rendimiento o sea muy bajo es clara, pero también lo es si “invertimos en ladrillo”, donde la variación de precios o dificultad de venta muchas veces impide conseguir el beneficio generado. Y todo ello si no es la primera vivienda, ya que optar a otras fórmulas como una hipoteca inversa para conseguir una renta supone siempre una importante merma patrimonial.

En el lado contrario tenemos productos como los Planes de Jubilación. A través de las aportaciones periódicas que realicemos a este tipo de productos conseguiremos un capital o renta que nos ayude a disfrutar más de nuestra jubilación, sin arriesgar nuestro capital y sumando la rentabilidad que periódicamente devengan tus aportaciones.

Todo ello sin olvidar los beneficios fiscales de los planes de jubilación extensibles a los planes de pensiones, con los que podrás reducir de tus ingresos por trabajo o actividades económicas o profesionales hasta 8.000 euros al mes o el 30% de las ganancias de tus actividades laborales -siempre el menor de ellos.

En definitiva, si quieres disponer de el mejor plan de ahorro para la jubilación y adecuarlo a las metas que persigas, los seguros son un gran aliado para conseguirlo.

Motivos para tener un plan de jubilación

Aquí reflexionamos sobre algunos puntos importantes.

1. Recibiremos menos por las pensiones públicas 

Aunque cotizantes suban y el desempleo baje, existe un importante desequilibrio entre trabajadores en activo y jubilados, una diferencia que seguirá siendo importante. El aumento de la esperanza de vida aumentará el número de jubilados con respecto a la población activa. La consecuencia es que para hacer viable el sistema de pensiones se tomarán en los próximos años diferentes decisiones. La primera, establecer otras formas de pago más allá de las cotizaciones, la segunda reducir las prestaciones públicas. Esto se hará siguiendo el proceso ya en vigor. Se necesita más años cotizados y se reducen las formas de computo de lo que pagamos.

2. Plan para la jubilación: producto complementario y a largo plazo

El ahorro para la jubilación es complementario a la pensión pública y está pensando en el largo plazo, por lo que podemos hacer pequeñas aportaciones que se convertirán en un capital o renta complementaria en el momento del cobro. Las prestaciones mínimas del PPA Rendimiento + de Aegon son de tan sólo 720 euros anuales, que podemos distribuir en 360 euros semestrales, 180 trimestrales o 60 mensuales, y, podemos añadir aportaciones extraordinarias desde tan sólo 600 euros.

3. Libertad para comenzar cuando queramos

Antes comencemos, más facilidades tendremos por su menor esfuerzo, pero es un producto más que válido para poder contratarlo en cualquier momento de nuestra vida.

4. Ganancias, sin arriesgar capital 

Las aportaciones que realizamos a un plan de jubilación generan un rendimiento económico, el cual, aumenta nuestras aportaciones y por tanto lo que recibiremos a la hora de jubilarnos. Todo ello, sin riesgo, garantizando el 100% de las aportaciones.

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Redactor Salud y Consumo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).

Perfil de LinkedIn