6 Buenos propósitos para 2019

¿Estas preparando tu lista de buenos propósitos para 2019? Te proponemos algunas ideas para ello en lo que a salud y finanzas se refiere.

En estas fechas del año, quien más quien menos, echamos la vista atrás y repasamos los resultados del año que concluye. Por supuesto, el siguiente paso es una lista de buenos propósitos para el año 2019. Los propósitos personales y familiares son sin duda una parte importante de esa lista, pero también deberías incluir cuestiones relacionadas con la salud y las finanzas. Ya que son una parte importante de tu vida.

Vamos a proponerte algunas ideas para esa lista de buenos propósitos del próximo año.

Revisa tu salud y la de los tuyos

Ponte en marcha de manera activa con tu salud. Si necesitas hacerte un chequeo, porque hace mucho del último, solicítalo. Por otro lado, analiza a fondo los niveles de protección médica de tu familia.

Si no lo tienes, puedes ser un buen momento para valorar la posibilidad de contratar un seguro de salud.

Practica deporte

En línea con lo anterior, si no lo estás haciendo, plantea la necesidad de comenzar a practicar deporte. Los beneficios del deporte para la salud son más que conocidos.

No es necesario que trates de convertirte en un deportista de élite. Simplemente, busca alguna actividad física que te agrade y ponla en práctica. Recuerda que con caminar 30 minutos tres veces a la semana ya es suficiente. No se trata de vivir más y con más salud.

Si ya practicas algún deporte te puedes plantear superar tus marcas del pasado año.

Valora la frugalidad como una opción

Cada vez son más las personas que valoran más vivir tranquilos que tener muchas cosas. La frugalidad y el minimalismo, aplicados al conjunto de tu vida pueden darte otra perspectiva vital.

Se trata sobre todo de valorar las cosas importantes, de abandonar las cosas superfluas, incluyendo el exceso de gastos, pero también, de una actitud diferente ante la vida. Una actitud en la que consideras más más importante el tiempo que el dinero pero, administras este último de manera mucho más eficaz.

Pon en orden tus finanzas

Tanto si lo has hecho anteriormente como si no, comienza 2019 revisando a fondo las finanzas personales. Analiza a fondo tu nivel de deuda, tu puntaje crediticio, los productos financieros contratados y, en general, todo aquello que tiene que ver con tu dinero.

Echa un vistazo a fondo a los servicios que tienes contratados. Es el momento de modificar aquellos contratos menos interesantes, aprovechar ofertas y lanzamientos de nuevos servicios o paquetes de producto.

Procura racionalizar la relación entre tus ingresos y gastos. Si no lo tienes ya, es el momento de elaborar un presupuesto que consigne todos tus gastos e ingresos. A partir de ese presupuesto podrás optimizar mejor el dinero que recibes, y sobre todo el dinero que gastas.

Mejora tus niveles de ahorro

El ahorro es un elemento básico que debe figurar entre tus prioridades en todos los casos. Para aquellas personas con baja capacidad de ahorro, lo importante es desarrollar el hábito de ahorrar. El cambio de año puede ser un buen momento para, en conjunto con la puesta en orden de las finanzas, tratar de mejorar los niveles de ahorro.

Aunque existen muchas fórmulas y opciones, lo ideal es que al menos el 10% de tus ingresos se destine al ahorro en sus diferentes facetas. Desde el ahorro para objetivos inmediatos hasta el ahorro para la jubilación.

Planifica o sigue planificando tu jubilación

Esto lo incluimos como punto aparte dentro de la mejora de los niveles de ahorro. Y es que cada año es más importante tomar conciencia de la necesidad de ahorrar para la jubilación.

Independientemente de que te preguntes cuánto dinero necesitas para jubilarte, lo importante es que tomes conciencia de la necesidad de consolidar el ahorro para tu jubilación. Valorar los diferentes productos financieros que puedes contratar a tal efecto, desde planes de pensiones hasta seguros de ahorro u otras opciones. En cualquier caso, deriva una parte importante de tu ahorro a este apartado y vigila su evolución.