La educación financiera contada para niños: libros, recursos y cómo fomentarla

niña leyendo libro de educacion financiera

En muy pocos años, la educación financiera ha pasado de brillar por su ausencia a aterrizar en las aulas e incluso a lograr que proliferen los textos que la acercan a los más pequeños. Y es que la crisis financiera del 2008 tuvo numerosos y variados efectos en todas las escalas de la sociedad, y puso muchos planteamientos económicos en entredicho, dejando al descubierto las flaquezas del sistema financiero.

Entre las lecciones que ya no olvidamos está la abultada exposición del sistema financiero al ladrillo y al mercado inmobiliario. Además, la crisis del 2008 descubrió otra gran carencia: la evidente y notable falta de educación financiera existente en la sociedad española. Una ausencia de conocimiento que llevó a que, por ejemplo, personas con formación universitaria perdieran todos sus ahorros de un plumazo en inversiones que, como mínimo, eran temerarias.

La buena noticia es que de una debilidad, de una situación que urgía ser corregida, se ha pasado a una apuesta de futuro, a transformar ese punto negro en una fortaleza que puede crear adultos bien formados que, dentro de unos años, sean clientes bancarios con mayor preparación que los actuales.

En esa tarea está implicado, entre otros, el sistema educativo, así como varios autores que se han especializado en libros de educación financiera destinados a la formación de los más pequeños ¡Descubrelos en este artículo!

Te ofrecemos la solución que necesitas. Asegura tu ahorro

¿Qué es la educación financiera?

Pero antes de entrar directamente a mostrarte esta lista de libros, nos parece importante hacer una introducción al concepto de educación financiera. El objetivo de esta educación es esencial, puesto que nos acerca a una mejor compresión de los productos financieros y de las habilidades que necesitamos como ciudadanos a la hora de gestionar nuestro dinero y tomar decisiones. Adquirir unos buenos hábitos de ahorro y aprender a planificar nuestros gastos, es la base para alcanzar una economía doméstica sólida.

Una buena educación financiera pasa por:

  • Ser conscientes de los ingresos.
  • Aprender a hacer presupuestos y planificar el gasto.
  • Identificar los tipos de gastos.
  • Conocer los principales términos utilizados en materia económica y de finanzas personales.
  • Buscar el rendimiento del ahorro.
  • Conocerlos riesgos.

Y son precisamente muchas de estas ideas las que se recogen y trabajan, con un enfoque divulgativo, en la selección de libros que te mostramos hoy.

niño aprendiendo de educacion financiera

Libros de educación financiera para niños

Aquí te descubrimos los seis mejores libros de educación financiera para niños.

1. Mi primer libro de economía, ahorro e inversión

Aunque en ocasiones resulta difícil elegir el elemento que debe ocupar la parte más alta de una clasificación, en este caso nos decantamos por 📚 Mi primer libro de economía, ahorro e inversión

La obra está firmada por María Jesús Soto Barragán, quién logró colocarse en el primer puesto en la lista de los más vendidos de Amazon en la subcategoría de Finanzas. En la descripción del libro se explica que los protagonistas del libro, Nico y Carol, se preguntan qué hacer con sus ahorros. Una premisa a través de la cual, la autora quiere enseñar a los más pequeños que son las finanzas desde su origen. De la mano de los protagonistas, el libro detalla cómo nacieron los primeros billetes y monedas, y pone de relieve algunas ideas como que el dinero no cae del cielo y que el hecho de ganarlo o perderlo tiene sus riesgos.

El texto también explica cómo se elabora un presupuesto o cómo debemos aprender a evitar que el ‘monstruo’ de la inflación se coma nuestros ahorros.

Su lectura es sencilla, puesto que Mi primer libro de economía, ahorro e inversión, se vale de explicaciones sencillas, ejemplos, curiosidades, tiras cómicas e ilustraciones, para lograr atraer a los más pequeños.

2. Olvídate de tu cerdito y pon a crecer tu dinero: aprende desde joven a invertir inteligentemente

Continuamos nuestro ranking de libros de educación financiera, con el título 📚 Olvídate de tu cerdito y pon a crecer tu dinero: aprende desde joven a invertir inteligentemente.

Este segundo libro que te proponemos de educación financiera para niños se centra, sobre todo, en explicar cómo gestionar el dinero, cómo aprender a ahorrar, cómo gastar con cabeza y a dar algunas claves para saber cómo invertir con inteligencia.

“Ante una sociedad donde hablar de dinero es un tabú y la economía se considera cosa de ricos, ha llegado el momento de desmitificarlo. Sin que tengas que estudiar una carrera de economía, el conocimiento básico que necesitas está al alcance de cualquiera y lo puedes aprender en poco tiempo”, así lo exponen Antonio y Estela Jiménez, autor e ilustradora respectivamente de este texto.

3. 1,2,3 Educación financiera para niños y jóvenes

A continuación destacamos el texto 📚 ‘1, 2, 3 Educación financiera para niños y jóvenes

Este libro de educación financiera pone el foco en la formación, pero no sólo de los más pequeños, sino también de los jóvenes. Desde la perspectiva de Ingrid García de Guémez y Marcella Lembert, coordinadoras de la obra, la educación financiera “es un reclamo de todas las economías del mundo, porque es la mejor manera de que en un futuro las necesidades de financiación y de ahorro tengan las óptimas alternativas de costo de oportunidad, pero sobre todo que esto repercuta en terminar con las desigualdades en el caso de las economías menos desarrolladas”.

libros de educacion financiera

4. Mon y Nedita: mi primer libro de economía

Continuamos avanzando en nuestra lista de libros de educación financiera y lo hacemos de la mano del texto 📚 Mon y Nedita: mi primer libro de economía.

Este texto ideado por Montse Junyent y Lucía Serrano mantiene un enfoque netamente infantil, dado que, con la excusa del cumpleaños de una de las protagonistas, los ratoncitos Mon y Nedita se verán en la tesitura de tener que reunir el dinero para comprar el correspondiente regalo.

El libro, con solapas y lengüetas, permite jugar a pagar y a ahorrar. También ayuda a explicar a los más pequeños que cada cosa tiene un precio y que el cajero automático no da dinero sin motivo si antes el cliente no lo ha llevado al banco. Seguro que más de una vez te has preguntado cómo explicar esto a tu hijos.

5. Pequeña historia de la economía.

También de educación financiera nos habla 📚 Pequeña historia de la economía.

Gracias a este texto podemos dar respuesta a preguntas tan complicadas como ¿Por qué se producen las crisis financieras? ¿Por qué son importantes los impuestos? ¿Qué es el desarrollo sostenible? o ¿Qué es la prima de riesgo?

Pero estas son sólo algunas de las preguntas a las que tratan de dar respuesta Davide Ciferri y Stefano Di Colli a través de divertidas entrevistas imaginarias a los pensadores económicos más importantes de los últimos siglos, tales como Adam Smith, Karl Marx, John Maynard Keynes y Milton Friedman. “Un acercamiento atractivo, sencillo y divertido que proporcionará a los más jóvenes (¡y también a los adultos!) una formación económica básica”, aseguran desde la editorial.

6. Pillot y Pallot: cuentos financieros

Y por último, pero no menos interesante, completamos este repaso de educación financiera para niños a través del libro 📚 Pillot y Pallot: cuentos financieros

El sexto libro de nuestra lista es, a su vez, el primer texto de una serie de cuentos financieros que pretende mostrar de forma sencilla, accesible a cualquier persona, conceptos básicos sobre las finanzas personales.

Aunque de forma amena, se hace hincapié en la falta de cultura financiera mencionada en las primeras líneas. “Con estos cuentos esperamos ayudar a divulgar la importancia de la correcta gestión de las finanzas personales y la economía doméstica. No es solamente para niños, cualquier persona que pretenda iniciarse en una mejor gestión de sus finanzas personales encontrará hábitos muy positivos”, se explica en la reseña del texto.

Otros recursos para aprender de educación financiera

Una vez ya conoces estos libros, tenemos una buena noticia para ti, y es que existen otros muchos recursos que te ayudarán a ti a y tu familia a formaros y mantener unos buenos hábitos con respecto a vuestra economía doméstica.

📻 Si tienes hijos algo más mayores, te animamos a escuchar junto a ellos Los mejores podcasts financieros que no deberías perderte. Se trata de 6 programas de radio que podrás escuchar de forma online cuando y cómo tu quieras.

📱 Si sois más de apps móviles que de radio para conseguir vuestros objetivos, entonces no le perdáis la pista a estas 6 apps para ahorrar y controlar tus gastos.

💡 Pero si lo que buscáis son otros consejos más aplicados a cómo ahorrar en el día a día de tu familia ¡Tenemos el artículo perfecto para ti! Te damos todas las claves en ¿Cómo ahorrar dinero? te explicamos los mejores 20 tips y claves para lograrlo.

Y por supuesto, no le perdáis la pista a nuestro Blog de Ahorro, donde semana a semana, nuestros especialistas en ahorro te cuentan nuevos consejos y noticias relacionadas con cómo gestionar las finanzas personales de una forma óptima.

¿Cómo fomentar la cultura financiera y del ahorro en los niños?

El principio fundamental es enseñar educación financiera de forma natural. Para esto podemos basarnos en nuestro día a día e involucrar a los pequeños en ello. Para asimilar los conceptos es necesario conseguir que el niño preste el mayor interés posible. Os dejamos formas divertidas en las que enseñar a los más pequeños conceptos financieros básicos:

Huchas interactivas: El ahorro es un punto fundamental en la enseñanza financiera. Regalar una hucha no es nada nuevo, pero muchas veces dejar el dinero dentro de una hucha que no puede abrir ni saber que tiene le hacía perder todo interés.

Regalar una hucha interactiva que recuenta las monedas y billetes que van ahorrando le incentivará tanto a aprender ahorrar como a la importancia de ponerse objetivos.

Consumo responsable a través de cuentos, como hemos comentado previamente: Para un niño es complicado asimilar que no pueden conseguirlo todo. Si a través de la hucha se fomenta el esfuerzo para conseguir el dinero para cumplir alguno de sus pequeños deseos, es necesario que sepa que no puede tenerlo todo y que es importante comprar con responsabilidad.

Casi todas las organizaciones de consumo de las comunidades autónomas tienen cuentos gratuitos en los que se refuerza el rol del niño como parte de la sociedad, el cuidado de los recursos, el medioambiente y la solidaridad. 

Acompañar y ser parte activa de la compra: Una forma para positivar la responsabilidad del consumo y racionalizar lo que significa el dinero y lo complicado de conseguirlo es acompañándonos a hacer la compra.

No debes ceder a sus caprichos, lo contrario, obligarle a escoger entre diferentes alternativas y que al final de la compra sepa que es lo que cuesta todo.

Vivir lo que hacen los mayores: Cada vez son más las ciudades para niños o talleres en los que los pequeños asumen el rol de una profesión. Además de divertirse conocen lo que es el esfuerzo y administrar “el sueldo” que ganan para gastar como consideren en actividades de ocio. Una forma de aprender y asimilar lo complicado que es para los mayores administrar su dinero y hacer elecciones.

Juegos de mesa: Aunque la venta de videojuegos sigue creciendo, los juegos de mesa no se quedan a la par. Además de desarrollar muchas habilidades, juegos tan sencillos como el Monopoly nos permiten introducirles en la importancia de no gastarlo todo, tener ahorro, no comprar lo primero que veas o conocer algunos conceptos fundamentales en el futuro como una hipoteca.

seguro de salud

La importancia el gasto y el valor del dinero

Esta es probablemente la primera enseñanza en la que detenerse. Además, lo podemos hacer desde que los niños son pequeños ya que es un concepto complejo pero a la vez muy relacionado con el día a día. La percepción de dinero por parte de los niños no tiene pasado ni futuro, conciben el dinero exclusivamente como un medio a través del que conseguir cosas, sin cuestionarse ni el origen ni otros posibles destinos.

Y, precisamente, sobre esto es sobre lo primero que debes trabajar si quieres asegurar el futuro financiero de tu hijo, enseñarle el valor del dinero, la importancia del gasto, y el error del consumo excesivo.

Esto es especialmente difícil en un mundo como el actual, globalizado, y con el consumo al alcance de un clic en Internet. Los mecanismos para intentar concienciar al niño son muchos y muy variados, pero, mejor que la teoría es la práctica. Una práctica en la que los niños deban gestionar sus propios recursos destinados a gastos.

Por eso mismo, si alguna vez te has preguntado si es bueno darles la paga y a partir de qué edad, la respuesta es sí, y desde el momento en que puedan empezar a reconocer el valor numerario de las diferentes monedas. Ser capaces de manejar su propio presupuesto, mientras los padres son inflexibles en no aumentarlo cuando éste se agota, es el primer camino hacia valorar lo que ocurre con el gasto no reflexionado.

Cómo conseguir que mi hijo ahorre

La importancia del ahorro ya habrá aparecido en las fases previas en las que tratas de mostrar las habilidades financieras básicas que tu hijo debería conocer. Pero, en algún momento, deberás tratar de poner esto en práctica, ya que, también aquí, el ejemplo es lo más adecuado.

Empieza por predicar con el ejemplo. Es evidente que si tus finanzas personales se basan en un exceso de consumo, y, no hay un modelo de ahorro y control del gasto en ellas, va a ser difícil que con el paso del tiempo convenzas a tus hijos para hacer lo contrario. Si manejas diferentes herramientas de ahorro para tu jubilación, si la economía del hogar es controlada a través de un presupuesto y de manera eficiente, y si en general se advierte un uso razonable de los ingresos y los gastos, todo esto será más fácil.

Piensa que la infancia es un momento más que perfecto para explicar la importancia del ahorro, es más, también lo es para comenzar a utilizar herramientas interesantes como el preahorro, que puede ser muy beneficioso para tu bolsillo.

Una buena idea, para explicar cómo funcionan los productos de ahorro, es mostrar cómo el dinero puede acabar produciendo más dinero, por ejemplo, ofrecer retener una parte de la paga a cambio de un interés determinado en un plazo de tiempo concreto, como si se tratara de una suerte de seguro de ahorro.

Esto nos da margen para explicar cómo funcionan muchos productos ahorro, pero también, lo que significan cuestiones como el rendimiento, la rentabilidad, y los intereses.

¿Te ha gustado este post? En ese caso, te animamos a compartirlo en tus perfiles sociales ¡Y ayúdanos a divulgar educación financiera!

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Whatsapp
Whatsapp
Experto en Ahorro y Finanzas

Soy un apasionado de las finanzas personales y los impuestos. Me decido desde hace más de 15 años a escribir sobre ahorro, dinero, inversión y fiscalidad en diferentes medios.
Me gusta pensar que ayudo a las personas a mejorar su formación financiera y a tomar mejores decisiones sobre el dinero. De hecho, las finanzas conductuales son una de mis grandes pasiones. Y es que cuando se trata de nuestro dinero, somos mucho menos racionales de lo que pensamos. En mis artículos entenderás por qué.

Perfil de LinkedIn