Propiedades y beneficios de los plátanos

muchos plátanos

Los plátanos son unas frutas llenas de propiedades y beneficios, pero sobre todo son deliciosos, por eso seguramente son una de las frutas favoritas de los niños. En nuestro país, su consumo es bastante frecuente y, quizás por eso, sea poco valorado. Ya se sabe que cuanto más abunda algo, menos caso se le hace, y eso desde luego es una injusticia para los plátanos.

Pero aquí quiero devolverle su prestigio, ¡porque se lo merece! Así que te voy a contar el valor nutricional de los plátanos, por qué nos merece la pena incluirlo en nuestra alimentación diaria y también su diferencia con las bananas, que es una duda muy frecuente.

💡 Si además quieres aprender alguna receta con plátanos, aquí te enlazo nuestro artículo con recetas para aprovechar la fruta madura, en el que encontrarás una receta para hacer un rico helado.

Te cuento también que los plátanos son originarios del sudeste asiático, quizás si siguiera viniendo desde allí le haríamos más caso, pero no es así. Actualmente la mayoría de los plátanos comercializados vienen de las islas Canarias. Allí llegó ya en el siglo XV, aunque no se comenzó a comercializar hasta finales del siglo XIX.

Desde entonces, los plátanos han cultivado el paladar de casi todo el planeta, y su expansión y nivel de ventas ha aumentado de manera espectacular. Solo por eso, creo que merece la pena que sepamos algo más sobre esta fruta. Aunque está claro que el mayor mérito de los plátanos son sus propiedades. Así que vamos a ir conociéndolos.

Porque la salud es lo más importante

Componentes y valor nutricional de los plátanos

Si te preguntas qué vitaminas tiene los plátanos, estás de enhorabuena, porque están cargaditos. Los plátanos son una fruta especialmente rica en vitamina B6. De hecho, con tan solo una pieza de plátano, que pesa de media 160g, podemos cubrir hasta el 40% de los valores recomendados de esta vitamina.

💡 Consulta los tipos de vitaminas que existen en nuestro artículo al respecto.

La vitamina B6 es muy conocida por ser añadida a diversos productos lácteos, ¿sabes por qué? Pues porque así pueden anunciar que mejoran nuestras defensas. El pobre plátano no anuncia casi nada, sin embargo, los plátanos tienen numerosas propiedades y beneficios.

Además, los plátanos tienen vitaminas B5, B3 y vitamina C. Lo que pasa es que como de vitamina C hay tantísima en los cítricos, a menudo se nos olvida que los plátanos son también una buena fuente de esta vitamina fundamental.

En cuanto a sus minerales, destaca la presencia del potasio. ¿Te sonaba esto? Posiblemente sí porque es una información que a menudo los médicos de cabecera nos cuentan, por no hablar de deportistas tan conocidos como el tenista Rafa Nadal. ¿No le has visto tomarse un plátano en sus descansos? Bueno, él y muchos otros grandes deportistas.

Posiblemente gracias a ellos, en los últimos años los plátanos han vuelto a recuperar parte de su prestigio. No solo es por el potasio, el plátano tiene en su composición también una buena cantidad de magnesio. Como ves, el valor nutricional de los plátanos es enorme.

Tanto de potasio como de magnesio, cubrimos hasta el 25% de nuestras necesidades con tomar un plátano al día. Enseguida te contaré las ventajas que esto tiene para tu cuerpo. Te enlazo además un artículo del equipo de investigación en nutrición clínica del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital de la Paz y la Universidad Complutense de Madrid. Verás que sus datos están muy actualizados, pues se publicó en 2022.

Propiedades de los plátanos

Los plátanos tienen pocas proteínas y grasas, sin embargo, poseen una buena cantidad de carbohidratos, que nos dan energía. Te recuerdo aquí que a los carbohidratos también se les llama hidratos de carbono o glúcidos, por si alguno de estos términos te suena más.

💡 Visita nuestro artículo sobre cuándo y cuántos hidratos de carbono conviene consumir al practicar deporte.

Pues bien, cuanto más inmaduros están los plátanos, más hidratos de carbono presentan en forma de almidón, que es una molécula formada por largas cadenas de glucosas; esto es un azúcar simple.

Sin embargo, cuanto más maduro está el plátano, su almidón se va transformando y liberando sus glucosas, por eso nos sabe más dulce. A ese dulzor contribuye también otro tipo de azúcar que contienen los plátanos, que es la fructosa.

El contenido total de azúcares y de carbohidratos del plátano dependerá de su variedad y de su punto de maduración, pero ronda el 20%. Esto lo convierte en una fuente saludable de energía, algo muy de agradecer en momentos como la media mañana: ¿no notas como te revitalizas cuando te lo comes?

El hecho de que sea una buena fuente de energía se debe fundamentalmente a que no tiene un índice glucémico elevado, ni tampoco lo es su carga glucémica. Ambos son parámetros que valoran el impacto de los azúcares en nuestro metabolismo y los niveles de glucosa en sangre. Al contrario de lo que sucede con alimentos con azúcares añadidos como las galletas, bollería, postres lácteos, etc.

Otro macronutriente destacado en los plátanos es la fibra, incluyendo cantidades significativas de fibras prebióticas, como la inulina, los fructooligosacáridos y las pectinas. Te recuerdo que las fibras prebióticas presentan muchos beneficios para tu salud, pues aumentan el número de bacterias beneficiosas en tu microbiota intestinal.

Beneficios de comer plátanos

En los apartados anteriores ya te hemos adelantado alguna cosa, pero aquí vamos a profundizar un poco más y a dejarlo todo muy claro. Así que vamos a ello: ¿quieres conocer los beneficios de los plátanos?

Pues te cuento que su consumo frecuente de plátanos nos aporta beneficios para:

  1. El sistema muscular: por su magnífica concentración en potasio y magnesio, ¡por eso los deportistas adoran los plátanos!
  2. El sistema cardiovascular: tanto por los minerales citados como por su bajo contenido en grasas y sodio nos ayudan a mantener una buena salud cardiovascular
  3. El sistema nervioso: por sus minerales, pero también sus vitaminas del grupo B y su moderada cantidad de glúcidos
  4. El sistema reproductor: tanto por su vitamina B6 como por su magnesio, esto hace que su consumo frecuente pueda ayudar a prevenir en las mujeres algunos síntomas característicos del síndrome premenstrual
  5. El sistema digestivo: los pláanos se digieren fácilmente si se toman maduros, pero además al mejorar la microbiota intestinal, contribuyen a que diversos procesos de la digestión se den de manera más eficaz
  6. El sistema inmune: especialmente por su elevada cantidad de vitamina B6 y vitamina C, pero también por el impacto positivo de sus fibras prebióticas sobre la microbiota intestinal
  7. Protección frente a la degeneración de diversos tejidos: esto se debe a su elevado contenido en antioxidantes, compuestos no nutritivos pero muy importantes para la salud

En concreto, el plátano tiene una destacada cantidad de carotenoides y compuestos fenólicos, que han mostrado beneficios sobre los tejidos del sistema cardiovascular, nervioso y el cuidado de la piel.

No solo eso, sino que estos antioxidantes, junto con otras propiedades de los plátanos derivadas de su composición, hace que varias investigaciones muestren que esta fruta podría ayudar a prevenir varios tipos de cáncer. Entre ellos el cáncer de colon, uno de los más frecuentes en la actualidad.

💡 Te recomiendo leer nuestro artículo sobre nutrición oncológica para aprender más al respecto.

¿Plátano o banana?

Hay muchas variedades de banana pero, en cuanto a su composición, el plátano originario de Canarias sale sin duda ganando. En este aspecto, los investigadores nos indican que los plátanos tienen mayor cantidad de vitamina B6, vitamina C y riboflavina (vitamina B2).

Posee además más cantidad de la mayoría de los minerales, incluido el potasio, de antioxidantes y hasta el doble de pectina. ¿Conoces las propiedades de la pectina? Pues muy resumidamente te diré que es una fibra soluble con efecto prebiótico, que además nos aporta saciedad y regula la absorción de azúcares y grasas.

💡 En nuestro artículo sobre prebióticos y probióticos encontrarás alimentos que los contienen y sus beneficios.

Todo esto por no hablar de que el sabor y el aroma de los plátanos es más intenso, o también de que su textura es más suave. Por eso suele gustar más. Si queremos distinguirlo a simple vista, tan solo tenemos que fijarnos en su tamaño, pues el plátano es más pequeño en diámetro y longitud.

Si aún así tienes dudas, fíjate en su coloración, pues es amarilla más intensa o en que habitualmente puede presentar unas pequeñas manchas oscuras que para nada nos indican que se esté empezando a estropear. Al contrario, son una marca característica de los plátanos de Canarias, que nos orientan sobre que su estado de maduración es el adecuado.

Finalmente, añadir que nada tiene que ver el plátano de Canarias con el plátano verde macho, procedente de países como Ecuador. Este plátano es adecuado para cocinar, pero no para consumir en crudo, pues nos resultaría indigesto.

Con esto espero haber aclarado todas tus dudas y enseñado la multitud de beneficios y propiedades de los plátanos de Canarias. Te animo por eso a consumirlo con frecuencia. ¡Además está tan rico!

¿Quieres seguir aprendiendo sobre alimentos sanos y deliciosos? Pues no dejes de seguir nuestro blog, te esperamos para la siguiente entrada. Además, te animo a compartir este artículo con tus amigos y familiares.

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Especialista en Salud Natural y Dietética

Máster Universitario en Salud Natural y Nutrición. Experta en Alimentación Antiinflamatoria y psiconeuroendocrino-inmunología, el área de la ciencia que estudia la relación del sistema nervioso con el resto de nuestro organismo. Diploma de estudios avanzados en: Microbiota, inmunidad y sistema digestivo. Cursos de doctorado en: Biología del Cáncer. Autora de los libros: "¿Y ahora qué puedo comer?" y "Comer para cuidarse". Compagino la pasión de mi trabajo en consulta con la impartición de diversos cursos y las charlas divulgativas.

Perfil de LinkedIn